Contraofensiva Kawésqar en la Patagonia chilena: Bloquean 285 solicitudes de concesiones salmoneras

Cultivo de salmón será prohibido en Washington por “ser un riesgo intolerable”
01/03/2018

La industria salmonera, liderando una amplia coalición política-burocrática-empresarial, intentará bloquear la aplicación de la Ley Lafkenche, herramienta legal que permite la defensa marino ambiental y los derechos de los pueblos originarios.


 Por: Juan Carlos Cárdenas, Director del Centro Ecoceanos
Publicado en eldesconcierto.cl 05 de marzo de 2018

Este lunes 5 de marzo no será presentada por el Ministerio de Medio Ambiente la cuestionada propuesta de Área Marina Protegida de Múltiples Usos (AMCP-MU), evidenciando la entrega de las prístinas aguas circundantes al nuevo Parque Nacional Kawésqar a los intereses de los contaminantes cultivos industriales de salmónidos para la exportación.

Al crearse el 29 de enero dicho parque nacional (ex Reserva Nacional Alacalufes), como parte de la Red de ocho Parques Nacionales de la Patagonia, inmediatamente el empresariado salmonicultor señaló al ministro Marcelo Mena su oposición a que sus aguas adyacentes se convirtieran en un AMCP-MU.

En la actualidad, existen en la disputada área marina de las comunidades canoeras Kawésqar 28 concesiones salmoneras industriales, de las 126 otorgadas por el Estado en la región de Magallanes y Antártica chilena. Además, se encuentran en trámite 285 nuevas solicitudes de concesiones para centros de cultivos salmoneros. Esto es consecuencia de la estrategia del “Programa Meso Regional Salmón Sustentable de la Patagonia”, impulsado por el Ministerio de Economía para cuadruplicar para el 2022 las actuales producciones de salmones en Magallanes, y alcanzar 1,2 millones de tons anuales de salmónidos a nivel nacional para el 2030.

Dentro la perspectiva del Consejo de Ministros de la Sustentabilidad (sic), presidido por el ministro de Medio Ambiente y la Asociación de Productores de Salmón y Truchas de Magallanes, el Parque Nacional Kawésqar, con sus 2,8 millones de hectáreas de superficie, sólo tendrá protección ambiental terrestre, dejando su biodiverso mar adyacente a libre disposición de los cultivos marinos industriales.

Esto contradice el dictamen N°38.429 de la Contraloría Nacional de la República, emitido el 18 de junio de 2013, que prohibió la instalación de centros de cultivos industriales de salmónidos en las aguas marinas circundantes a los parques nacionales. Debido a ello, la industria del salmón debe reubicar 38 centros de cultivos existentes en las aguas que rodean a los parques nacionales Bernardo O’Higgins y Alberto de Agostini en la Región de Magallanes.
Las falsas promesas y compromisos realizados a las comunidades nómades canoeras durante los últimos meses por la ministra de Bienes Nacionales, Nivia Palma y de Medio Ambiente, Marcelo Mena, desmienten la veracidad del anuncio de la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, de proteger ambientalmente el Kawésqar Waes (mar ancestral), y constituyen un nuevo paso en la sistemática e histórica aplicación de una política de asimilación y genocidio cultural del pueblo Kawésqar, al despojarlo de la base material que durante los últimos 6.000 años ha sido el origen de su identidad cultural, religiosa y prácticas ancestrales de pesca, caza y recolección.

Contraofensiva de las comunidades canoeras para la defensa del Kawesqar Waes frente al Estado y la mega industria salmonera

Frente a ello, la única vía que le queda a las revitalizadas comunidades canoeras Kawésqar para defender sus legítimos derechos de acceso y uso de su mar territorial, existencia e identidad es exigir al Estado chileno que las aguas de su Kawésqar Waes adquieran el status de Espacio Marino Cultural de Pueblos Originarios (EMCPO) al amparo de la denominada Ley Lafkenche. Es por ello, que han solicitado al Estado chileno la categoría de EMCPO para cuatro áreas adyacentes al Parque Nacional Kawésqar las que suman 273.998 has de aguas costeras y bloquean 285 solicitudes de nuevas concesiones salmoneras, entre las que destacan las de las mega empresas Camanchaca, Cermaq, Blumar, Trusal, Australis Mar, Rilan Sur, entre otras.

Las estratégicas áreas solicitadas por las comunidades Kawésqar de Rio Primero, Atap y Nómades del mar son: Península Steiner, Canal de las Montañas, Seno Skyring y Bahía Desengaño al sur de Puerto Natales. Junto con la anterior solicitud de EMCPO presentada por Aswal Lajep (Nuevo Amanecer), la superficie total solicitada asciende a 600.000 has, las cuales bloquean un total de 285 concesiones para la salmonicultura industrial en Magallanes
Mapa del EMCPO solicitada por las comunidades Kawésqar por la Defensa del Mar

Esta iniciativa permitirá asegurar el desarrollo de actividades ancestrales, turismo y la investigación científica, bloqueando la destrucción ambiental y sanitaria del mar patagónico, al inmovilizar la entrega de nuevas concesiones salmoneras y de las corruptas relocalizaciones de centros de cultivos, diseñados por el Estado para evitar cumplir con su obligación legal de caducar dichas concesiones que no cumplen con la ley o los estándares sanitarios y ambientales.

En los próximos meses, la industria salmonera, liderando una amplia coalición política-burocrática-empresarial, intentará bloquear la aplicación de la Ley Lafkenche, herramienta legal que permite la defensa marino ambiental y los derechos de los pueblos originarios.

A su vez, una amplia coalición de organizaciones ciudadanas, consumidores y comunidades costeras de pueblos originarios impulsarán una campaña de boicot al consumo de salmón químico proveniente de criaderos industriales, de manera de paralizar su expansión territorial en las regiones sur-australes, eliminar el abusivo empleo de antibióticos y químicos contaminantes, detener los procesos de eutroficación acuática y la defensa de la salud pública y el medio ambiente en Chile.

COMENTARIOS