ECOCEANOSTwitterFacebook

Coordinadora Social por la Defensa del Mar apoya encuentro de pescadores que buscan anular la Ley Longueira

Coordinadora Social por la Defensa del Mar apoya encuentro de pescadores que buscan anular la Ley Longueira

 Ante la convocatoria al segundo encuentro nacional de la pesca artesanal por la anulación de la ley Angelini-Longueira, saludamos a todas y todos los pescadores artesanales, trabajadores, pobladores, estudiantes y comerciantes que se manifestaron en forma unitaria, clara y contundente a lo largo de todo el país, el pasado miércoles 7 de septiembre, por la anulación de la ley 20.657 de pesca y acuicultura, más conocida como ley Angelini-Longueira.

Tenemos más de una razón para movilizarnos y protestar. A tres años de vigencia de la ley, esta es la realidad:

– Le fueron expropiados los derechos de propiedad, acceso y uso de las pesquerías nacionales a la sociedad chilena, al 90% de los pescadores artesanales, a los pueblos indígenas (Mapuches Lafkenches y Huilliches,rapa Nui y Kawesqar) y a las pymes.

– El 72% de las principales pesquerías se encuentran colapsadas y sobreexplotadas, incluso bajo amenaza de extinción algunas de ellas; La industria salmonera sigue devastando el borde costero, afectando al medioambiente y precarizando a pescadores artesanales y a sus propios trabajadores, amenazando con extenderse como una infección a otras regiones del país.

-Se han reducido sistemáticamente las capturas destinadas al consumo interno, a sólo un 3% del total de lo pescado, lo que golpea la fuente laboral de pymes, comerciantes mayoristas, feriantes, restaurantes y finalmente al consumidor final, nuestras familias.

En este contexto, la autoridad no sólo no cumple con sus funciones administrativas y fiscalizadoras cuando se trata de la industria, como lo ha dictaminado recientemente la Contraloría, sino que, también, coincide con el discurso de las asociaciones empresariales, estableciendo vedas para la tele buscando criminalizar a la pesca artesanal y a pequeños intermediarios y comerciantes, olvidando que, en el caso de la merluza, el 60% es capturada por la pesca de arrastre industrial, que devasta a las especies.

Frente a esta situación, estamos seguros que la solución no puede venir de los mismos sectores económicos, políticos y gremiales corruptos que se coludieron para aprobar esta ley el 2012,   ni de aquellos que desde el gobierno la defienden y mantienen hasta el día de hoy. Menos, podría venir de la mano de la industria ni de sus dirigentes sindicales a sueldo.

No es juntándose con Piñera como se puede anular esta ley, como hizo un par de dirigentes en la VIII región, si fueron su Ministro de Economía y su subsecretario de pesca quienes la cocinaron según instrucciones de las 7 familias.

No es confiando en las promesas y negociados de la Nueva Mayoría que vamos a anular esta ley corrupta, si es la misma industria la que ha financiado sus campañas políticas. Si ni siquiera han cumplido con la eliminación del arrastre, ni tomaron una posición política consecuente frente a la ilegitimidad de la ley –pasándole la pelota a la FAO-, ni son capaces de tomar medidas administrativas que beneficien realmente a los pescadores artesanales y a la sustentabilidad de los recursos. Más encima, frente al amplio movimiento social por la anulación de la ley, quieren asegurarles sus ilegítimos derechos de pesca a la industria por 20 años.

Menos, es llegando a acuerdos ideológicamente falsos con la industria, como hicieron algunas organizaciones de pescadores artesanales de Aysén, que de 4 pesquerías el 2012, donde 3 estaban en régimen de plena explotación y 1 sobre explotada, terminaron el 2015, con 3 agotadas o colapsadas y la que queda, sobre explotada[1]. Y ahora la industria va por la reineta, como ya hicieron con la jibia y en su momento, con la sardina. Esta es la sustentabilidad que le ofrece la industria al país, y el futuro que algunos dirigentes vendidos a la patronal le ofrecen a sus bases: que terminen de malvender los pocos derechos que les quedan, y se dediquen a otra cosa.

En un parlamento controlado por los mismos corruptos que aprobaron la actual ley de pesca, la única posibilidad de que logremos transformar el mayoritario rechazo a la corrupta ley Angelini-Longueira en una anulación efectiva de la ley, sin compensaciones a la industria, es impulsando la movilización unitaria de la mayor cantidad de sectores que podamos articular en torno a este objetivo. Tenemos la razón, pero eso no basta. Sólo movilizados, juntos, en la calle y las caletas, con fuerza en las regiones y a nivel nacional, es que lograremos que la minoría que hoy nos gobierna atienda razones.

Sólo así podremos recuperar la propiedad, acceso y uso de los recursos privatizados por las 7 familias; restituir sus derechos de pesca y libertad de trabajo al 90% de los pescadores artesanales; acabar con las perforaciones en el norte, extender la zona de reserva artesanal en el sur, acabar con el arrastre y que se declare la jibia, reineta, merluza común, merluza austral y sardina, entre otras, como 100% artesanales.

Sólo movilizados, juntos, en la calle y las caletas, con fuerza en las regiones y a nivel nacional, es que podremos impulsar un nuevo modelo de desarrollo pesquero basado en la pesca artesanal, asegurando el abastecimiento interno que permita aumentar el consumo directo de los productos del mar, para el beneficio del conjunto de las familias de nuestro país.

Estamos convencidos que este segundo encuentro de pescadores artesanales en Coronel, será un nuevo paso en esta lucha, que se sumará a las muchas expresiones de repudio que seguirá habiendo en el país, porque no podemos permitir que esta ley corrupta, las 7 familias y los políticos involucrados, sigan usurpando los bienes comunes y devastando los ecosistemas marinos y costeros.

Coordinadora Social por la Defensa del Mar y los Derechos Populares

Santiago, 29 de septiembre de 2016.

[1] El Congrio dorado sur, merluza del sur y merluza de tres aletas, se encontraban en régimen de plena explotación el 2012; El Congrio Dorado norte se encontraba sobre explotado. El año 2015, a tres años de promulgada la ley, el congrio dorado norte, el congrio dorado sur y la merluza de tres aletas se encuentra agotadas o colapsadas y la merluza del sur sobreexplotada.

COMENTARIOS

Comentá y Difunde

Close
Súmate a la Defensa del Mar
Únete a la comunidad de Ecoceanos, haz click