ECOCEANOSTwitterFacebook

Barco salmonero lleva 13 días hundido: indignación en Comunidades Mapuche-Williche de Chiloé

Share

Comunidades Mapuche Williche de Chiloé están indignadas por el riesgo de una nueva catástrofe ambiental que podría generar el buque salmonero que permanece hundido frente a las costas de Chonchi y que contien 75 mil litros de combustible y más de 200 toneladas de mortandad de salmones.

Este es una declaración del Consejo de Comunidades Williches que viene siguiendo el caso.


Büta Wapi Chilwe 27 de Octubre 2017

Comunicado público

El Consejo de Comunidades Williche de Chiloé ante el nuevo  desastre e irresponsabilidad de la industria  de la  salmonicultura en Pilpilehue viene a decir lo siguiente:

El Consejo de Comunidades Williche de Chiloé al igual que como lo manifestamos el año pasado ante la situación de catástrofe ambiental creada por el derrame de residuos de salmones descompuestos en el Golfo de Ancud y ante el inminente desastre  creado en el sector oeste desde Ancud hasta el sector de Cucao de la Comuna de Chonchi en mayo del año pasado, que bajo el pretexto de una marea roja y ante la mentira creada por los poderes facticos que co-gobiernan Chile en la que se engañó y compro con  cinco pagos (de $150.000) a los habitantes que directamente se verían afectados, para ocultar la responsabilidad que en esto tuvieron la Armada de Chile, Serna-pesca, Medio Ambiente, Ministerio de Economía, autoridades chilotas y la industria de la salmonicultura, en donde de la misma manera sectores dirigenciales de la pesca artesanal decidieron ante el clamor popular negociar como lo han hecho durante su historia por sobre los intereses de la protección del mar y  nuestros recursos naturales, hoy cada vez  más escasos.

Nuevamente la responsabilidad empresarial de la industria salmonera y en especial la situación del hundimiento del barco de carga Seykongen contratado para las faenas de cosecha de la empresa Camanchaca ubicada en el sector de Pilpilehue de la comuna de Chonchi pone en alerta a las comunidades Williche y Chilotas que ven con gran preocupación cómo más de 200 mil toneladas de salmón en evidente estado de  descomposición y su consecuente proceso de toxicidad al convertirse en  ácido sulfhídrico y amoniaco lo  que podría constituirse en una nueva situación grave de emergencia para los sectores costeros de Chonchi,  Queilen y por qué no decir el mar interior del Archipiélago de Chiloé.

Al igual que al año pasado, lamentamos nuevamente el silencio de las autoridades políticas y representativas del archipiélago que con la mordaza obligada, nuevamente se hacen presente protegiendo las inversiones e intereses de capitales extranjeros y nacionales sosteniendo las ideas de un modelo capitalista neoliberal con la que pretenden concientizarnos de que el trabajo solo puede ser sostenido de la manera y de acuerdo a este modelo de economía social de acumulación de la riqueza, decir a los pueblos de Chiloé y al Estado uni-nacional de Chile que antes igual vivíamos y trabajábamos y ninguno padecía de hambre; es por lo que creemos que es necesario replantearse desde las bases sociales e identitarias cuál modelo y  qué economía queremos para nuestra sociedad. Chiloé no puede ser mirado como territorio en donde la explotación de los bienes sociales escasos se trasformen en el egoísmo y la ambición  de quienes lo quieren todo a costa del sacrificio de los que vivimos y viviremos siempre en este frágil territorio.

Esa ha sido la prepotencia y la calidad de educación que han demostrado los profesionales neoliberales de la industria de la salmonicultura para con nosotros los habitantes chilwe-che, esa ha sido la responsabilidad social  empresarial de la que tanto habla la que poco o nada  practica la industria salmonera, pero la que sin escrúpulos pretenden seguir expandiéndose hacia otros territorios más al norte y al sur de Chiloé, negando y conspirando para que las comunidades mapuche Willice no tengamos derecho a la mar, pretendiendo en el discurso influir en los industriales, en sectores políticos y gremiales para la revisión de la ley Lafkenche, que sería modificarla a su medida, esa es la gran diferencia que nos distancia en el pensamiento con el modelo neoliberal capitalista, mientras ellos quieren los territorios para la extracción y utilización de las materias primas, nosotros estamos mirando el futuro lo que hay y lo que queda, mientras ellos ven en la privatización de los bienes comunes una forma para expropiar  y enriquecerse, nosotros estamos pensando como pueblo, como habitantes antiguos de estos territorios. Es por la que la ley Lafkenche es tan vital y relevante para la sobrevivencia de los pueblos costeros porque incluye administrativamente,  no solamente a comunidades mapuche, sino a todos los que hacen uso del Borde Costero;  colectiviza lo que siempre fue así, esa es la gran diferencia con  los que vienen en nombre del progreso y el desarrollo a alterar nuestra forma de vida.

Que ante la situación de emergencia por posible derrame de petróleo y contaminación por ácido sulfhídrico, la industria toxica de la salmonera Camanchaca debe indemnizar a las comunidades costeras que se verán directamente afectados y que esta debe ser por el tiempo que esta emergencia dure según lo  determinen las autoridades competentes.

Que la industria salmonera como lo hemos mencionado en reiteradas ocasiones y ante la situación de responsabilidad que las empresas deben tener con el territorio, sus recursos y sus habitantes, realidad demostrada a cabalidad durante los 40 años de intromisión y uso del mar sin que para Chiloé hayan existido los aportes y beneficios  de estas utilidades y ganancias, muy por el contrario, beneficios como universidades, institutos, escuelas, hospitales, carreteras, y otros, no han existido en y los territorios, en cambio los impuestos siguen siendo parte de la discusión ya que es el centralismo quien sigue beneficiándose de los recursos naturales de provincia. Además de crímenes que han cometido a lobos marinos, destrucción masiva del 50% de los bancos naturales de mariscos, destrucción y crimen  de terrenos y aves en múltiples espacios costeros,  extracción de áridos para sus contrapesos  y muertos, prácticas laborales que rayan en la esclavitud; la irresponsabilidad con sus basuras, desechos y centros de cultivos que como es de conocimiento público han abandonado en los fondos marinos del archipiélago, a lo que agregamos el desastre de confrontar a los pueblos de Chiloé a un mundo de trabajo asalariado que bloqueó la permanencia y fortalecimiento de la identidad cultural, muy propia del archipiélago de Chiloé, y finalmente y más lamentable, la enorme cantidad de Buzos Muertos trabajando con subcontratos para la industria salmonera, situación donde esta industria ha asumido responsabilidades mínimas o nada.

En mayo del año pasado, esta industria rebalsó el vaso al verter al mar  desechos contaminantes que paralizó e indignó a todos los isleños y por supuesto a todo Chile,  pero este hecho estaba quedando en el olvido y oculto por aquellos que siempre han negado el desastre y han vendado sus ojos para no ver la realidad y la verdad de cómo esta industria ha destruido Chilwe, ahora le tocó al mar interior del archipiélago, es por todos  estos hechos que exigimos al Estado de Chile caducar las  concesiones de esta industria ya que por lo esgrimido y 40 años de complicidad ha demostrado que a pesar de que estamos en el siglo XXI ante la modernidad y los avances tecnológicos, seguimos en la edad de la cavernas, principalmente en lo que a la protección y cuidado del medio ambiente se refiere, con el respeto que nos merecemos todos los habitantes de esta tierra frágil y hermosa,  particular y distinta de otra en el mundo que llamaron los antiguos Chilwe.

Llamamos a todos a estar atentos ya que hasta aquí han fracasado todos los planes de contingencias  propuestos por la empresa para el salvataje oportuno del barco que se encuentra hundido en Pilpilehue, comuna de Chonchi y que la certeza de que esto ocurra con la agilidad que demandan las comunidades locales se ha disipado por la espera y la paciencia demostrada por los distintos entes públicos presentes y a la espera que los responsables de esta nueva catástrofe de una vez por todas resuelvan y saquen ese barco potencialmente peligroso para la vida y la salud de nuestros pueblos.

Marriciwew, muñepe muñepe kompu che

Share

COMENTARIOS

Comentá y Difunde

Mira Como Privatizan los Peces
«
»
Close
Súmate a la Defensa del Mar
Únete a la comunidad de Ecoceanos, haz click