ECOCEANOSTwitterFacebook

Financiamiento para la investigación científica en Chile: ¿Prioridad de Gobierno?

Share

También serán reducidas las becas para estudios de postgrados (maestrías y doctorados) en Chile o en el extranjero, los programas de inserción en las universidades de científicos jóvenes, muchos de ellos que lograron su grado de doctorado con apoyo de las becas CONICYT.

Por: Eduardo Tarifeño, Biólogo Marino


Gran decepción y preocupación ha generado en el ámbito  científico y académico el anuncio del Gobierno que en el presupuesto de la nación para 2018, se incluye una rebaja del 2,2% en los fondos para investigación científica y tecnológica impulsada por el Estado. Esta rebaja se traduce en 15 mil millones menos para el sector de investigación, afectando seriamente el Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico  (FONDECYT) y el Fondo de Desarrollo y Fomento (FONDEF) que sufrirán un 30% de disminución en los recursos para el fomento y desarrollo de la investigación básica y aplicada. Como el 90% de la investigación científica y tecnológica en Chile se desarrolla en las universidades, la continuidad de importantes líneas de investigación será detenida, con el consecuente deterioro de los grupos de trabajos que muchas veces han costado años para su desarrollo y crecimiento.  El gasto en investigación científica que hace el sector empresarial es mínimo y casi siempre bajo los beneficios de la Ley de Incentivo Tributario I+D, lo que indirectamente significa que es el estado que subvenciona el gastos, especialmente a través de programas sectoriales de CORFO.

El impacto negativo de esta reducción en el presupuesto 2018 para investigación y desarrollo es notable. No sólo se disminuirán los fondos para nuevos proyectos, sino también muchos que ya fueron aprobados y están en pleno desarrollo tendrán notorias reducciones en su continuidad. También serán reducidas las becas para estudios de postgrados (maestrías y doctorados) en Chile o en el extranjero, los programas de inserción en las universidades de científicos jóvenes, muchos de ellos que lograron su grado de doctorado con apoyo de las becas CONICYT.

Por otra parte, ninguno de los actuales candidatos a la presidencia de la república ha detallado con precisión su postura respecto al apoyo y potenciamiento de la investigación científica y tecnológica que el país requiere, para pasar del magro 0,38% del Producto Interno Bruto actual y llegar al 2,38% que es el estándar de los países de la OCDE.  El tema del financiamiento de la investigación científica y tecnológica en Chile ha sido reiteradamente planteado por varias organizaciones y sociedades científicas, especialmente en relación con la creación de un Ministerio de Ciencia, que está naciendo sin recursos propios que asegure una gestión exitosa.

En el caso de la investigación científica y tecnológica relacionada con el océano, la situación es aún más preocupante dado que gran parte del desarrollo de la acuicultura nacional y sus desafíos de alcanzar una nivel real de sustentabilidad en el corto plazo ha estado basado en aportes del FONDEF.

Si bien es cierto que es muy difícil dimensionar en forma realista lo que significa los 15 mil millones que se redujeron en el presupuesto del 2018, se puede tomar como referencia que los proyectos FONDEF Idea en Dos Etapas (4 años)  entregan como  máximo 150 millones por etapa, por lo tanto, la reducción anunciada equivale a 100 proyectos FONDEF. Pero por otra parte, se puede decir que esta disminución presupuestaria es sólo un 60% del desfalco en Carabineros, que ya suma unos $ 25 mil millones.

Dr. Eduardo Tarifeño Silva
Biólogo Marino, Ph.D.
Miembro Titular Consejo Nacional de Pesca
Ex Presidente Sociedad Chilena de Ciencias del Mar

Concepción, 23 de octubre 2017.

 

Share

COMENTARIOS

Comentá y Difunde

Mira Como Privatizan los Peces
«
»
Close
Súmate a la Defensa del Mar
Únete a la comunidad de Ecoceanos, haz click