Trabajadora murió en planta salmonera Camanchaca

Mujeres indígenas y Afrodescendientes apoyan al pueblo Kawésqar en su lucha por la defensa del mar
22/08/2018
Nuevo Premio Nacional de Ciencias Aplicadas critica a la industria salmonera y adhiere a movimiento social en contra de su expansión
31/08/2018

Chile es el productor de salmones de cultivo con la mayor tasa de mortalidad y accidentabilidad a nivel mundial.


Concepción, región del Biobío, Chile 27 de Agosto del 2018 (Ecoceanos News).-Un nuevo accidente fatal ocurrió en la industria de cultivo intensivo de salmones de exportación este 24 de agosto al interior de la empresa salmonera Camanchaca de Tomé, región del Biobío.

La víctima fue identificada como Sindy Araneda Alarcón, de 28 años, quien se desempeñaba  sola en una pieza de la sección de montaje y cajas en la compañía de salmones, ubicada en el sector California de la comuna de Tomé.

La mujer quedó atrapada entre los engranajes de la cadena transportadora, la cual apretó su cuerpo hasta el cuello, provocándole un cruel deceso. La joven llevaba sólo tres meses trabajando como operaria del salmón.

El mayor Alexis Torres, jefe de la Tercera Comisaría de Tomé, indicó a La Estrella de Concepción que “esto ocurrió a eso de las 8.30 horas y fue un accidente laboral, que está siendo investigado por personal de Labocar (…)  Por razones que son indagadas por el Laboratorio de Criminalística de Carabineros, la joven quedó atrapada en una cadena transportadora. Eso apretó su cuerpo hasta el cuello, causándole la muerte”.

Según los antecedentes policiales, la trabajadora fue socorrida por sus colegas, siendo atendida por personal médico de la empresa y posteriormente el Samu, que constató su fallecimiento en la enfermería del recinto.

La empresa Camanchaca lamentó lo sucedido, señalando que “las autoridades competentes ya fueron informadas para determinar las causas de este hecho”.

BAJOS ESTÁNDARES DE SEGURIDAD LABORAL EN UNA BILLONARIA INDUSTRIA EXPORTADORA

A lo menos 17 trabajadores/as chilenos de la industria exportadora de salmónidos han muerto en sus puestos de trabajo desde noviembre de 2016.

A ésta dramática cifra -propia de una industria tercermundista-, se debe agregar la muerte de tres niños que acompañaban a su padre, chofer de un camión que transportaban de víscera de salmones para su reducción, siniestro que ocurrió el 14 de abril del 2018 en Chonchi, Isla de Chiloé.

El director del Centro Ecocéanos, Juan Carlos Cárdenas, señaló que “en Chile mueren en promedio casi un trabajador salmonero por mes. Esta información, invisibilizada entre las cifras de exportaciones y generación de divisas, señala de manera indesmentible las precarias condiciones de seguridad laboral que imperan en el segundo país productor y exportador de salmones de cultivo a nivel global, los que se destinan a abastecer mayoritariamente al mercado norteamericano”.

ECOCÉANOS: SALMONERAS EN CHILE POSEEN TASA MUNDIAL DE ACCIDENTABILIDAD Y MORTALIDAD

El director del Centro Ecocéanos indicó que “a la cruel realidad de éstas cifras, que ubica a Chile como el productor de salmones de cultivo con la mayor tasa de mortalidad y accidentabilidad a nivel mundial, se deben agregar los trabajadores y trabajadoras que laboran para subcontratistas, con trabajos precarios y con una alta prevalencia de enfermedades invalidantes, debido a las extensas jornadas de pie, efectuando trabajos repetitivos, bajo condiciones de alta humedad y bajas temperaturas, o buceando largas jornadas en las balsas jaulas a profundidades mayores a 20 metros, sin los resguardos necesarios”.

SALMÓN QUÍMICO INDUSTRIAL CHILENO: UNA DELIKATESSEN MORTAL

El alto consumo de salmón de cultivo en el mercado norteamericano, japonés, brasileño, ruso y chino constituye la fuerza motriz que impulsa la destructiva expansión salmonera en el sur de Chile, así como los procesos asociados de violación de los derechos de las mujeres, trabajadores/as, comunidades costeras y de pueblos originarios.

En lo laboral, la industria de cultivo de salmónidos en Chile se caracteriza por presentar los menores salarios, las jornadas más extensas, así como las mayores tasas de accidentabilidad y mortalidad de esta industria a nivel global. A ello se unen altos niveles de subcontratación y la aplicación de dobles estándares de parte de las compañías transnacionales, junto a  prácticas antisindicales, despidos masivos y creación de precarios “empleos temporales por faena”, con posterioridad a las habituales crisis sanitarias, ambientales y financieras que la afectan.

Entre las empresas salmoneras relacionadas con las y los trabajadores muertos en accidentes laborales se encuentran: Nova Austral, Marine Harvest, Cermaq/Cultivos Chiloé, Australis SeaFoods, Camanchaca y MultiExport.