Declaración de Coordinadora Chiloé, Aysén y Magallanes: Proyecto de limpieza de fondos marinos contaminados por salmoneras es otro maquillaje a esta industria

Manipulación de datos en Nova Austral: ¿Una práctica habitual de la industria salmonera?
01/07/2019

Los legisladores intentan dar una salida administrativa protegida a los titulares de concesiones de acuicultura que han violado sistemáticamente desde el 2013 el artículo 136 de la Ley General de Pesca y Acuicultura.


Accede a la declaración en este link


Chiloé, 11 de julio de 2019. (radiodelmar.cl)– Científicos, comunidades y organizaciones de Chiloé, Aysén y Magallanes realizaron un inédito trabajo de coordinación para criticar el proyecto de Ley que que aprobó la Cámara de Diputados y que intenta que empresas salmoneras se hagan responsable de la contaminación que por décadas han generado en los fondos marinos de la Patagonia. En una declaración pública exigen caducar las concesiones salmoneras de empresas que violen la Ley de Pesca y Acuicultura y que presenten centros salmoneros con fondos anaeróbicos y con deshechos inorgánicos. Además rechazan la expansión de esta industria en Magallanes y plantean la creación de un Instituto de Ciencias del Mar y la Cultura en Chiloé.

Los diputados aprobaron la semana pasada una serie de modificaciones a la ley 18.892 General de Pesca y Acuicultura con el objeto de exigir remover los sedimentos a dueños de concesiones acuícolas para cultivo de especies exóticas. Frente a esto las organizaciones, comunidades y científicos plantearon su total rechazo a esta iniciativa parlamentaria por la escasa participación ciudadana del proceso y nula consideración de la opinión y experiencia de las decenas de organizaciones que llevan años denunciando la violación permanente de la industria salmonera al principio constitucional de vivir en un medioambiente libre de contaminación.

Las declaración de las oganizaciones agrega que esta iniciativa de diputados carece totalmente de rigurosidad científica, específicamente de estudios de base, que respalden las decisiones planteadas en esta modificación a ley.

Los legisladores intentan dar una salida administrativa protegida a los titulares de concesiones de acuicultura que han violado sistemáticamente desde el 2013 el artículo 136 de la Ley General de Pesca y Acuicultura.

El proyecto apenas considera, o más bien carece de los enfoques ecosistémico y precautorio que exige la ley porque:

1.- ignora que la contaminación sobretodo de los centros anaeróbicos se difunde más allá del área de cada centro,

2.- ignora los impactos biológicos especialmente en las comunidades bacteriana, bentónica y planctónica,

3.- ignora que ante el desconocimiento de la estructura y funcionamiento del ecosistema del mar interior no es posible establecer capacidad de carga, tiempos de recuperación de ambientes anaeróbicos, ni reestablecimiento del “equilibrio ecológico” de las comunidades biológicas del mar,

4.-confía la responsabilidad de la recuperación del fondo marino al mismo titular de la concesión causante de la contaminación y a la misma institucionalidad que permitió que ocurriera

5.- ignora nuevos instrumentos jurídicos para sancionar, disuadir y evitar la persistente transgresión a ley, que ha caracterizado a la acuicultura en la Patagonia.

 

COMENTARIOS