Matanza de lobos marinos en salmoneras de la Patagonia chilena

Desafueros, enfermedades y precarización: Las condiciones de trabajo de las mujeres en la industria salmonera de Chile
05/08/2019
Chile: autoridades reciben quinta denuncia por matanza de lobos marinos en salmoneras
03/09/2019

El Centro Ecoceanos denunció una matanza de ejemplares de lobos marinos comunes (Otaria flavescens), efectuada en uno de los centros de cultivo de salmón ubicado en la isla Capitán Aracena (54° Lat Sur, 71°Long Oeste), al interior del Parque Nacional Alberto De Agostini, archipiélago de Tierra del Fuego, región de Magallanes y Antártica chilena.

En el registro fotográfico se aprecia a tres ejemplares de Otaria flavescens muertos en momentos previos a ser eviscerados (extracción del estómago e intestinos), para luego, como es la costumbre en estos casos, colocar piedras en sus cavidades, y ser arrojados al fondo marino. El centro de cultivo es propiedad de la empresa Nova Austral, controlada por los fondos de inversión noruego-norteamericano Altor y Bain Capital.

A pesar que la población de lobos marinos comunes está protegida por una veda temporal hasta el 2021(ley N° 18.892), la eliminación sistemática de aves y mamíferos marinos es una práctica histórica en la expansión de la industria salmonera en el sur de Chile, realidad que es negada, tanto por las empresas, como por la Subsecretaría de pesca (Subpesca), dependiente del Ministerio de Economía.

El “fondeo” de lobos marinos : ¿Una reminiscencia de la dictadura cívico- militar?

La eliminación de lobos marinos con armamento de alto calibre, golpes o por sofocación con redes, constituye una de las realidades invisibilizadas de la “salvaje” expansión de la salmonicultura industrial en las regiones costeras del archipiélago de Chiloé y la Patagonia chilena.

Para el Centro Ecocéanos es llamativo el modus operandi que utilizan guardias y operarios de los centro de cultivo para ocultar en el fondo del mar a los de lobos marinos eliminados, ya que esta práctica rememora a las utilizadas durante la dictadura cívico-militar (1973-1990) con los prisioneros políticos. Este accionar delictual había sido anteriormente denunciado en la matanza ocurrida en el centro de cultivo “Benjamín 3” de la empresa Yadrán, región de Aysén (1). Ver foto N° 2.

Esta inquietante realidad exige investigar los antecedentes de los guardias de los centros de cultivo de salmón, quienes tienen un historial de denuncias por violencia y maltrato animal de parte de las comunidades locales y organizaciones ciudadanas.

La lucha por el último pez en el sur del mundo

Chile es el séptimo país en desembarque de productos pesqueros del planeta, y el segundo productor de salmones de cultivo a nivel global. La industria salmonera chilena exporta el 98% de sus producciones a 70 países, siendo sus principales mercados Estados Unidos, Japón, Brasil, China y la Federación Rusa. En la temporada 2018, sus ingresos alcanzaron los US$ 5.100 millones de dólares.

Actualmente, tanto las flotas pesqueras industriales y artesanales, como las actividades de cultivo intensivo de salmónidos, se encuentran en una encarnizada competencia con las poblaciones de mamíferos marinos en general, y de lobos marinos comunes en particular, por los cada vez mas escasos peces y espacios marino-costeros, los cuales han sido privatizados de manera fraudulenta por el parlamento chileno. Actualmente el 70% de las pesquerías chilenas se encuentran agotadas y sobreexplotadas, mientras las operaciones de pesca ilegal triplican las cuotas de captura oficial, evidenciando el fracaso de la institucionalidad y administración pesquera gubernamental.

Mitos y mentiras

Intentando desviar la atención pública sobre la actual crisis de las pesquerías chilenas y sus impactos sobre los consumidores, pescadores artesanales y comunidades costeras, el gobierno está implementando una activa campaña de desinformación pública, basada en la existencia de una supuesta “plaga” de lobos marinos comunes, los cuales estarían devastando las pesquerías nacionales, consumiendo las capturas de los pescadores artesanales, y generando millonarias pérdidas a las producciones y exportaciones de salmónidos de cultivo (2).

La subpesca señala de manera alarmista que “ En Chile hay miles de lobos marinos que se multiplican a discreción y se alimentan de las capturas de los pescadores (sic). Además, causan daños en aparejos y en las propias embarcaciones” (3). Esta oficina pública agrega además que la población de Otaria flavescens ha aumentado un 70% en los últimos años “por no poseer predadores en aguas chilenas”.(4) Esta afirmación no solo es absurda desde el punto de vista biológico, si no que desconoce la existencia de importantes poblaciones de predadores-tope, como son orcas y tiburones en los ecosistemas marinos del océano Pacífico sur-oriental (5).

La realidad es que en la actualidad, el Estado de Chile desconoce el tamaño y la dinámica poblacional de Otaria flavescens en sus aguas juridiccionales, a pesar de los diversos censos realizados, los que se caracterizan por su discontinuidad y empleo de metodologías no estandarizadas. Esto explicaría que la Subsecretaría de pesca, el Servicio Nacional de Pesca, políticos y algunos dirigentes de la pesca artesanal, entreguen estimaciones muy dispares sobre el tamaño de la población de esta especie en aguas chilenas, las que varían desde los 170 mil a 500 mil ejemplares. En la actualidad, la Subsecretaría de pesca encargó un “censo-express” de la población de Otaria flavescens, el cual paradojalmente no contempla la región de Magallanes, principal área de expansión territorial y de interacciones entre lobos marinos comunes y los centros de cultivo de salmón

Las cifras negras de la eliminación ilegal de mamíferos marinos en Chile

Las eliminaciones clandestinas de las diversas especies de mamíferos marinos en aguas chilenas, son consecuencia del modelo extractivista-exportador y de la privatización de las pesquerías y espacios costeros, lo que provoca violentas disputas entre pescadores y las poblaciones silvestres de predadores marinos.

Los pescadores artesanales y lobos marinos comunes son los actores “disfuncionales” del modelo pesquero neoliberal, el cual los despoja de sus peces/presas, mientras los arrincona progresivamente en reducidas zonas costeras. En la actualidad, es común ver a pescadores artesanales manifestándose contra las políticas gubernamentales, mientras cientos de ejemplares de lobos marinos comunes deambulan hambrientos en busca de alimento por las playas, caletas, mercados locales, e incluso carreteras adyacentes a la costas de los puertos de Antofagasta, Iquique, Coquimbo, Valparaíso, San Antonio, Talcahuano, Valdivia y Puerto Montt.

Las actuales medidas populistas que implementa la Subsecretaría de pesca, sólo intenta bajar la creciente presión social de los pescadores artesanales, junto con dar la apariencia que se estaría cumpliendo con el Acta de Protección de Mamíferos Marinos de los Estados Unidos que impone restricciones a la entrada de alimentos marinos que se hayan producido con afectación a las poblaciones de ballenas, delfines y lobos marinos entre otra especies. Sin embargo, esta estrategia comunicacional colisiona con la “cifra negra” de la eliminación clandestina de lobos marinos comunes, invisibles para las estadísticas gubernamentales y publicaciones científicas.

En los 4.200 kms lineales de costas chilenas, son comunes las capturas ilegales de ejemplares de Otaria flavescens para ser utilizadas como carnada en las pesquerías de crustáceos; obtener grasa y aceite para ser utilizado en la medicina tradicional, y extraer órganos reproductivos de machos (“trimming”) para ser exportados como afrodisiacos a los mercados asiáticos.

A lo anterior se suman las muertes por sofocación de ejemplares en las redes salmoneras anti-predadores, los enmallamientos (“entaglement”) en redes de las flotas pesqueras, y las eliminaciones utilizando armas de fuego en las operaciones pesqueras y de cosecha industrial de salmón.

Además, la población de Otaria flavescens ha demostrado ser muy sensible a los diversos impactos derivados de los eventos de El Niño / Oscilación Sur, la sobreexplotación de las pesquerías, que disminuye sus presas, y las enfermedades virales, bacterianas y parasitarias.

Foto 2. Eliminación de lobo marino común (Otaria flavescens) en centro de cultivo “Benjamín 3”. Empresa Yadrán, región de Aysén. Fuente: www.radiodelmar.cl

Chile y el Acta de Protección de Mamíferos Marinos de Estados Unidos

El gobierno de Estados Unidos dictó el 2016 el Acta de Protección de Mamíferos Marinos (MMPA, en siglas inglesas), la que exige a los países pesqueros que exportan a dicho mercado, cumplir con los estándares norteamericanos de protección de estas amenazadas poblaciones silvestres. Cumplido con el período de excepción de cinco años, el gobierno chileno debe acreditar al 2022 que sus pesquerías y producciones de salmónidos de exportación no matan intencionalmente, o causan daño a las poblaciones de lobos marinos, nutrias,focas, ballenas, delfines y marsopas.

En la actualidad, el gobierno chileno está clasificando a sus pesquerías comerciales según el nivel de muertes accidentales y lesiones graves que pudieran causar a estas especies, junto con reportar al gobierno de los Estados Unidos, las medidas administrativas que está adoptando para controlar las interacciones entre mamíferos marinos y las actividades de pesca y salmonicultura industrial.

Muchas de estas acciones son de carácter populista, superficiales y efectistas. Entre ellas destacan medidas tan dispares como: la creación y distribución de un “manual de buenas prácticas” para la convivencia armónica entre pescadores y lobos marinos; un concurso de “propuestas novedosas” para pescadores artesanales, la que creo un prototipo de orca mecánica para ahuyentar lobos marinos, empleo de equipos de disuasión sónica, uso de explosivos subacuáticos, y la compra de viradores hidráulicos para disminuir el tiempo de recuperación de las capturas (6),(7).

De manera complementaria, se obliga a los centros de cultivo de salmónidos emplear de redes anti-predadores, y el desarrollo de planes de acción para enfrentar las interacciones con mamíferos marinos (8).

Para el Centro Ecoceanos, “la acreditación que entregue el MMPA del gobierno de Estados Unidos debe estar bajo el control del senado, consumidores y los productores de salmón norteamericano, ya que Chile junto con ser el principal abastecedor de salmón de cultivo del mercado estadounidense, es a su vez el que evidencia las mayores eliminaciones intencionales y no reportadas de mamíferos marinos”.

Esta realidad coloca al país sudamericano bajo potenciales sanciones comerciales y el boycot de los consumidores, junto con cuestionar las producciones pesqueras artesanales de merluza (Merluccius sp.), exportada a Europa bajo la certificación del Marine Stewardship Council (MSC) / WWF.

Los dobles estándares salmoneros en Chile

La empresa Nova Austral en la región de Magallanes, denunciada por la eliminación de lobos marinos comunes, se encuentra en un activo proceso de expansión territorial y productiva, la que se caracteriza por una sostenida violación de la legislación ambiental y sanitaria chilena.

Entre el 2017 al 2019, el Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca) ha realizado 15 denuncias contra la empresa noruega. De ellas, 2 son por la entrega fuera de plazo de información clave sobre sus programas sanitarios, 11 por sobre producción ilegal de salmónidos, mal manejo de residuos, eliminación de basuras en borde costero, existencia de estructuras de balsas-jaulas fuera de las área de concesión, y uso ilegal de borde costero adyacente a sus centro de cultivo; y 3 por la adulteración y falsificación de sus reportes sanitarios entre el 2016-2019 y ocultamiento de la condición de anaerobiosis (falta de oxígeno disuelto en el agua) del fondo marino bajo sus concesiones de salmonicultura. Todas las denuncias realizadas por Sernapesca se encuentran en trámite a la espera de sanciones (9),(10).

Parques nacionales y concesiones ilegales de salmonicultura

El artículo 158, introducido en la Ley General de Pesca y Acuicultura N° 19.800 del año 2002, prohíbe toda actividad pesquera extractiva y de acuicultura en las zonas lacustres, fluviales y marítimas que formen parte del Sistema Nacional de Áreas Protegidas del Estado (SNASPE), a excepción de las zonas marítimas de las Reservas Nacionales.

A su vez, el dictámen N° 38.429 de la Contraloría General de la República confirmó el oficio N° 1.326, de la Contraloría Regional de Magallanes, que el 2012 había sentenciado que «no resulta posible desarrollar actividades acuícolas dentro del perímetro de un parque nacional y, por ende, otorgar concesiones de acuicultura».

A pesar de lo que señala la ley chilena, Nova Austral presenta 19 concesiones de salmonicultura ubicadas en las aguas costeras adyacentes al Parque Nacional Alberto De Agostini en la región de Magallanes y Antártica chilena. . Hoy, la empresa noruega intenta reubicar estas irregulares concesiones en las aguas de la nueva Reserva Nacional Kawesqar, la que es parte del recién creado Parque Nacional Kawésqar

Evidenciando la complicidad del Estado de Chile, el Consejo de la Sustentabilidad del Ministerio de Medio Ambiente, eliminó previamente en marzo del 2018 la protección ambiental para las prístinas aguas costeras del Parque Nacional Kawésqar, con el objetivo de asegurar que la industria cuente con áreas costeras para reubicar (“relocalizar”) sus centros de cultivo con problemas legales y sanitarios-ambientales, además de posibilitar que el Estado continue entregando nuevas concesiones de salmón en la región de Magallanes (11).

Otra de las razones que explica la presión de la empresa Nova Austral para reubicar sus concesiones hacia nuevas áreas protegidas de la región patagónica, es el hecho que entre el 2010 al 2018 de sus 19 concesiones de salmonicultura en el Parque Nacional Alberto De Agostini, 9 han presentado condiciones anaeróbicas, consecuencia de los altos niveles de emisión de fecas de salmón y de alimento no consumido al fondo marino, superando la “capacidad de carga” de los ecosistemas, todo lo cual hace imposible la vida acuática en las áreas concesionadas dentro de este parque nacional.

A pesar de lo anterior, la región de Magallanes carece de estudios sobre la capacidad de carga de los ecosistemas marinos destinados por el Estado al cultivo intensivo de salmónidos, lo que es una grave amenaza para la biodiversidad acuática patagónica, más aun cuando esta industria exportadora pretende cuadruplicar sus actuales producciones de salmónidos para el 2023.

Por la defensa de la vida en la Patagonia

El comportamiento ilegal de Nova Austral deja en evidencia la sistemática aplicación de dobles estándares de parte de las empresas salmoneras transnacionales en Chile, violando tanto la legislación nacional como las directrices de la OCDE.

¿Podría Nova Austral realizar en Noruega los abusos que efectúan en Chile, incluida la eliminación de especies protegidas de mamíferos marinos?” pregunta el médico veterinario Juan Carlos Cárdenas, director del Centro Ecocéanos

Frente a lo anterior, las organizaciones ciudadanas y movimientos sociales exigen al Estado chileno:

– Identificación de los responsables corporativos y operarios de Nova Austral participantes en la matanza de lobos marinos comunes en un centro de cultivo ubicado en isla Aracena, región de Magallanes y Antártica chilena

– Caducar las concesiones de acuicultura intensiva de Nova Austral involucradas en graves y reiterados delitos ambientales y sanitarios en Chile .

– Rechazo de las Declaraciones de Impacto Ambiental (DIAs) presentadas por Nova Austral al Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) regional, para relocalizar sus concesiones salmoneras en áreas del Sistema Nacional de Areas Silvestres Protegidas de las regiones de Magallanes y Aysén.

– Eliminar la excepción aduanera y tributaria que entrega el Estado chileno (Ley Navarino) a Nova Austral, lo que ha significado la entrega de 80 millones de dólares en los últimos tres años.

– Calificación roja (“evitar consumo”) del Monterrey Bay Aquarium Seafood Watch a los productos de Nova Austral comercializados en Estados Unidos bajo la etiqueta “Sixty South”.

– Control de las organizaciones de ciudadanos y consumidores de las certificaciones que entrega el Aquaculture Stewardship Council (ASC) / WWF a las empresas salmoneras chilenas.

– Boykot internacional a la compra y consumo de “salmón químico” proveniente de criaderos industrial del sur de Chile, debido a las subestándares prácticas ambientales, sanitarias y sociales.

– Prohibición del cultivo de especies acuáticas exóticas en las región de Magallanes y Antártica chilena


Referencias

(1) https://www.radiodelmar.cl/2015/07/tvn-dice-que-en-salmonera-yadran-ocurrio-la-brutal-muerte-de-lobo-marino/#

(2) http://www.aqua.cl/2018/08/14/subpesca-el-lobo-se-ha-multiplicado-de-una-manera-exponencial-en-chile/

(3) http://www.subpesca.cl/portal/617/w3-article-104578.html

(4) http://www.eldesconcierto.cl/2018/10/20/pesca-artesanal-y-lobos-marinos-biopopulismo-y-crisis-socio-ambiental-en-el-mar-de-chile/

(5) http://www.aqua.cl/2019/07/22/confederacion-de-pescadores-llamamos-a-dimensionar-el-efecto-de-los-lobos/

(6) https://www.diariochiloe.cl/noticia/actualidad/2018/11/subsecretario-de-pesca-informo-que-entregara-329-millones-para-afrontar-problemas-de-lobos-marinos

(7) https://www.aricahoy.cl/2019/06/danos-por-lobos-marinos/

(8) https://www.salmonexpert.cl/article/planes-de-contingencia-frente-a-interacciones-con-mamferos-marinos-sern-obligatorios/

(9) https://radio.uchile.cl/2019/07/10/sernapesca-denuncia-a-nova-austral-por-falsear-reportes-de-mortalidad-de-salmones/

(10) https://www.df.cl/noticias/empresas/industria/sernapesca-suspende-certificacion-a-salmoneras-en-magallanes-tras-caso/2019-07-11/204955.html

(11) https://www.eldesconcierto.cl/2018/01/30/parque-nacional-kawesqar-realismo-magico-ambiental-y-genocidio-cultural-en-la-patagonia-chilena/

COMENTARIOS