Sindicato Nacional de Buzos de Chile: Luchando por sus derechos y la creación de su Estatuto Laboral

TV Alemana DW: La cara sucia del salmón chileno
04/09/2019
Tripulantes de naves de carga del sur de Chile denuncian ante la OIT malas condiciones laborales
16/09/2019

En el contexto de la campaña para la creación de su Estatuto Laboral, representantes del Sindicato Nacional de Buzos de Chile ( SNBCh) entregaron información a congresistas en Valparaíso y luego en Puerto Montt sostuvieron una reunión para coordinar próximas acciones para la defensa de sus derechos laborales, seguridad en el trabajo, protección de la salud y derechos en casos de accidentes o invalidez.


Puerto Montt, 12 de Septiembre del 2019. (radiodelmar.cl)– Un momento histórico se vive en el fortalecimiento organizacional e identificación de sus reivindicaciones laborales, económicas y sociales por parte de los buzos chilenos. Así lo demuestran las reuniones informativas y de trabajo efectuadas con parlamentarios y sus asesores laborales en el Congreso Nacional, para monitorear los avances del proyecto de Estatutos Laboral de protección de los profesionales de buceo en Chile, y la posterior reunión efectuada en el anfiteatro Diego Rivera de Puerto Montt, organizada por el emergente Sindicato Nacional de Buzos de Chile (SNBCh), que representa a submarinistas que laboran desde Arica a Magallanes y que tienen gran presencia en la industria acuícola.

Una agenda unitaria para la acción  

Este miercoles (11.09.2019) el SNBCh y sus asociados se reunieron en el anfiteatro Diego Rivera de Puerto Montt para socializar información sobre las acciones y avances relacionados con el establecimiento del Estatuto Laboral de los buzos de Chile, y analizar la colusión que existiría entre las empresas salmoneras y las mutualidades de seguridad. Esto se refiere al sub-reporte de accidentes, mortalidades y enfermedades de carácter invalidante, producto de la precarización de sus derechos laborales, inseguras condiciones de trabajo y gran presión productiva las que habitualmente se desarrollan a profundidades mayores a 20 mt., en el tipo de buceo yo-yo (subir y bajar repetidamente),  sin considerar las necesarias acciones de descompresión.

Diferentes testimonios de los buzos presentes en Puerto Montt, señalaron casos de manifiesta colusión entre las mutualidades y las empresas salmoneras para que un porcentaje de las atenciones médicas por accidentes en el trabajo cubiertas por las primas, no sean catalogadas como patologías de origen laboral, siendo finalmente declaradas como enfermedades no causadas por faenas de trabajos.

En Chile existen 27.000 buzos, divididos en 17 categorías, los que trabajan tanto en la industria acuícola (salmonicultura y mitilicultura), pesca bentónica y minería, entre otras, siendo el buceo es una de las actividades con mayores tasas de accidentes y mortalidad laboral en Chile.

A las precarias condiciones laborales, se une el trabajo en condiciones de riesgo sanitario derivada de la contaminación química, producto de los altos volúmenes de empleo de sustancias antiparasitarias, pinturas anti-fouling conteniendo metales pesados, desinfectantes, antifúngicos y antibióticos, entre otros. A esto se unen condiciones de descomposición de materia orgánica en los casos de mortalidades masivas de salmones en los centros de cultivo.

Claudio Faúndez, presidente del Sindicato Nacional de Buzos de Chile, señaló que “el buceo es una actividad de alto riesgo y todos los años se debe tener un certificado de salud adecuada, salud impecable. Entonces estamos trabajando con el Congreso, en Valparaíso, porque queremos que en Chile exista un estatuto laboral de protección del buzo. Esto no es fácil porque el buceo en Chile es invisible, porque la autoridad, la industria, cuando muere un buzo, simplemente se reemplaza por otro».

El dirigente sindical afirmó que a los parlamentarios le expusieron que «la Patronal Salmonchile tiene serios vínculos de colusión con las mutualidades, porque no puede ser que haya accidentes graves en la industria del salmón y no se declaren como accidentes».

Claudio Faundez señaló además que la Superintendencia de seguridad social hizo un estudio en 2018 que dice que al buzo le afectan 52 patologías desde el vértigo, daño psicológico, fatiga mental y depresión».

«Yo me preguntó que pasó con ese informe. ¿Se han preguntado alguna vez si el buzo tiene depresión? Hay buzos que están enfermos, que le han dado 30 años de su vida a la industria del salmón, y hoy cuando cuando tu hablas con ellos se ponen a llorar porque tienen severos cuadros depresivos porque fueron tirados a la calle como que no valen absolutamente nada».

El dirigente dijo que frente a esto «como Sindicato de Buzos de Chile estan trabajando para que el buzo tenga dignidad».

Alianza SNBCh y Ecocéanos : Cooperación para la defensa de los derechos laborales

Durante la reunión de Puerto Montt, se informó sobre el trabajo cooperativo iniciado entre el Sindicatos Nacional de Buzos de Chile y el Centro Ecoceanos para dar apoyo en los ámbitos informativos, comunicacional y legal.

El Centro Ecoceanos realizó el estudio “Salmones de sangre en el sur del mundo”, donde se deja en evidencia la alta accidentabilidad y mortalidad existente en los trabajadores de la industria del salmón en general, y los buzos en particular, habiéndose establecido preliminarmente la existencia de 47 trabajadores fallecidos en los últimos seis años.

Juan Carlos Cárdenas, director de Ecoceanos afirmó que que “la actividad de los buzos ha sido intencionalmente invisibilizada mediante el ocultamiento de la información estadística gubernamental real, los exitistas anuncios de crecimiento exportador, y las billonarias ganancias de los grupos salmoneros nacionales y transnacionales”.

Para Ecocéanos, “Chile es el país que hoy presenta las mayores mortalidades de trabajadores y trabajadoras de la industria de cultivo de salmónidos a nivel global. Ello es consecuencia directa de la precariedad laboral, las sub-estándar condiciones de seguridad, empleos temporales, externalización de las faenas, falta de fiscalización gubernamental, y la  implementación de dobles estándares de parte de las empresas salmoneras transnacionales”.

COMENTARIOS