Otra tragedia enluta a trabajadores del salmón. Tripulante desaparece en el mar de Aysén

Condenan a salmonera de capitales japoneses y chilenos por grave daño ambiental al Lago Rupanco, Región de Los Lagos, Chile
22/10/2019
October of deaths in the chilean salmon industry
28/10/2019

Organizaciones sindicales han denunciado las malas condiciones y debilitamiento de la seguridad, habitabilidad y descanso en estas embarcaciones salmoneras.


Aysén, 25 de octubre, 2019. (Radiodelmar.cl).- La tragedia de los trabajadores del salmón no se detiene. Mientras ocurre la crisis política social que exige condiciones dignas de vida y de trabajo en Chile, otro tripulante de una nave salmonera desapareció en la zona austral. Se trata del joven trabajador, de 19 años, Fidel Ignacio Cáceres Chicuy, originario de Chonchi en Chiloé, quien este miércoles cayó al mar desde la nave Cahuel de la compañía naviera Frasal S.A., en la zona del canal Moraleja, Región de Aysén.

Las embarcaciones de la empresa Frasal prestan servicios a las salmoneras Camanchaca, Skretting, Salmones Austral, Multiexport Foods, Marine Farm, Ventisqueros, NovaAustral, SuperSalmón, Aquachile y Cermaq, entre otras.

La embarcación Cahuel, que transporta salmones, fue denunciada por la Federación Marítima del Sur de Chile por las laxas fiscalizaciones por parte de las autoridades competentes para dar permiso de zarpe. Se le acusa de operar con el bote auxiliar sin capacidad para ser lanzado al mar ante emergencias, además de no contar con combustible para el motor fuera de borda de ese bote, dice el diario La Opinión de Chiloé.

José Lemuy, dirigente sindical de los tripulantes del sur de Chile, afirmó a radiodelmar.cl que las malas condiciones y debilitamiento de la seguridad, habitabilidad y descanso en estas embarcaciones salmoneras las venimos denunciando hace tiempo. «Las empresas quieren trabajar solo con dotaciones mínimas de seguridad, realizando operaciones comerciales, las autoridades permiten todo esto, ahora la Directemar saca una circular para quitar un tripulante más de las dotaciones mínimas, imagínese que con tres tripulantes que no descansan, como seria con dos, esa es una de las razones de esta nueva tragedia».

«Además existe constante hostigamiento y el abuso de poder por parte de los ejecutivos de estas navieras», dijo el dirigente.

Lemuy afirmó que como organización sindical están monitoreando la situación y lo que más les indigna es que «otros barcos de esta empresa pasaron por el lugar de la tragedia y tenían obligación de ayudar en la búsqueda del tripulante desaparecido, pero al parecer no lo hicieron». Si se confirma eso, podremos reconfirmar «la poca o nula preocupación por la vida de sus trabajadores» de parte de estas compañías.

COMENTARIOS