Narda Lepes, reconocida cocinera trasandina: “Pelearemos hasta asegurarnos que las salmoneras no se instalarán en Argentina”.

ISA virus again in Chilean Salmon Industry
14/11/2019
Jorge Baradit y Chile en la COP25: «Piñera corre el riesgo incluso de una orden de detención internacional por violaciones a los derechos humanos”
22/11/2019

«Cuando se retome la discusión del proyecto de ley que prohíbe la salmonicultura en Tierra del Fuego, tras asumir el nuevo gobierno, hay que hacer ruido y dejar claro que no hay nadie distraído”.


Buenos Aires, Argentina. 14 de noviembre, 2019 (Ecocéanos News).- Narda Lepes, uno de los referentes de la cocina argentina, cuyo Restaurante Narda Comedor fue incluido dentro de los 50 mejores de América Latina en 2018, lideró a principios de año la campaña #NoALaSalmonicultura en contra de la instalación de salmoneras en el Canal de Beagle, junto a los más célebres chef del país trasandino.

Reconocidos cocineros, que ya habían eliminado el salmón industrial de su menú, se unieron para alertar sobre los impactos ambientales y sanitarios de los centros de criadero de salmones. “No queremos ser como Chile”, era uno de los mensajes transmitidos por redes sociales.

El movimiento logró detener los proyectos salmoneros de la empresa Nova Austral. El Gobierno de Tierra del Fuego descartó que estuviera en su agenda la operación de salmoneras en el Canal Beagle, bajo el argumento que “la solución para crear empleo no es a costa de la degradación ambiental”. Sin embargo, no se ha promulgado una ley que permita proteger a la Patagonia argentina de esta industria transnacional.

En entrevista con Ecocéanos News, Narda Lepes advierte: “Vamos a seguir peleando hasta asegurarnos que las salmoneras no se instalarán en Argentina. Cuando se retome la discusión del proyecto de ley que prohíbe la salmonicultura en Tierra del Fuego, tras asumir el nuevo gobierno, hay que hacer ruido y dejar claro que no hay nadie distraído”.

“La campaña #NoALaSalmonicultura funcionó porque estábamos todos los cocineros, junto a otras organizaciones, coordinados y sabíamos cuándo actuar. Hay que saber elegir la batalla y elegir el momento”, precisó.

La animadora de televisión asegura que su principal preocupación respecto de la expansión de la salmonicultura hacia Tierra del Fuego es la contaminación del medio ambiente. Además, agrega que “la industria salmonera hace anuncios que no son verdad, como por ejemplo en cuanto a la generación de empleo porque solo requerirán mano de obra para sus centros de cultivo, y las faenas se harán en otro sitio. Lo único que van a causar las salmoneras es reventar el ecosistema marino”.

Cabo de Hornos es considerado una de las últimas 24 ecoregiones más prístinas del planeta con contrastes ecológicos que lo convierten en un lugar único en el mundo, declarado como Reserva Mundial de la Biosfera en 2005.

Consumo de salmón industrial en Argentina

Consultada por los impactos de la campaña en el consumo de salmón industrial en Argentina, Narda Lepes sostiene que “no tenemos cómo medirlo. Solo vemos lo que nos rodea. Yo no ocupo salmón en la cocina, ni lo consumo hace mucho tiempo, y otros restaurantes se están abriendo a otras opciones y priorizando por pescados locales”.

Cuenta que han iniciado un trabajo con los restaurantes japoneses. “Yo puedo elegir no usar salmón porque la gente no viene a mi restaurante a comerlo, en cambio en un local de sushi la gente pide este producto. Debemos colaborar en la comunicación para que se conozcan otras alternativas”.

La conocida mediáticamente como embajadora de comida saludable advierte que “el consumo de salmón en Argentina no es un problema. El pueblo argentino no come salmón, una parte minoritaria lo consume por el sushi”.

Respecto a la retención de salmón industrial chileno en Rusia por la presencia de antibióticos y sustancias cancerígenas, Narda Lepes declaró: “Para mi no es ninguna sorpresa. Todo esto lo venimos diciendo hace un montón de tiempo (….) ahora es público”.

Reconoce enfática que su energía y compromiso está en detener el ingreso de las salmoneras a Argentina y en el aumento del consumo de pescado local.

 

COMENTARIOS