Piñera no va a COP25, pero envía a su ministra de Medio Ambiente y su política ecocida y criminal

Chilean and Mapuche organizations demand that Piñera not continue to preside COP25 and warn that he could be arrested for human rights cases
23/11/2019
Contradictoria encuesta sobre valoración ciudadana de la industria salmonera en la Región de Los Lagos, Chile 
28/11/2019

Es impresentable también que en una cumbre internacional, la ministra Carolina Schmidt sea ahora la representante de Sebastián Piñera, un presidente investigado por crímenes de lesa humanidad y cuyas políticas ambientales están en contra del avance internacional del combate al cambio climático implementado por Naciones Unidas.


Santiago de Chile, 27 de noviembre, 2019 (Ecoceanos News)– En medio de la masiva protesta social que ocurre en Chile contra el el modelo neoliberal y la violación de los derechos humanos, el gobierno chileno anunció este miércoles que el presidente Sebastián Piñera no viajará a Europa a presidir la Cumbre por el Cambio Climático, COP25, que se realiza las dos primeras semanas de diciembre en Madrid.

Frente a esto, María Jesús Martínez, vocera de la Coordinadora por la Defensa de los Glaciares, afirmó que la decisión de Piñera de ausentarse «de la COP25 responde claramente a una medida desesperada para evitar el repudio mundial contra su gobierno y la violación a los derechos humanos que hasta hoy se cometen en Chile».

La presidencia de esta cumbre mundial la continuará ejerciendo la ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt Zaldívar, lo cual igual es criticado por las organizaciones ambientales.

María Jesús Martínez aseguró que Piñera y Schmidt tienen una «clara incoherencia política en relación a la crisis socioambiental y climática: No confirmaron el compromiso de reducción de emisiones de carbono, no firmaron acuerdo de Escazú, y recientemente proponen eliminar Evaluación de Impacto Ambiental  para proyectos de embalse 50 mil y 300 mil metro cúbicos sin importar la altura del muro, pasando a llevar incluso la Ley de Bases de Medio Ambiente y también lo que denunciamos en septiembre el ingreso de la indicación sustitutiva para legalizar la afectación de los glaciares y su entorno».

Por su parte, el abogado Sergio Millamán, del Colectivo Mapuexpress.org, señala que «Piñera se vio obligado a renunciar a que Chile sea sede de la COP25, ahora anuncia que no irá a Madríd a presidir esta reunión internacional. Es cierto que ahora o en un tiempo más Piñera será juzgado por los tribunales internacionales por la violación de los Derechos Humanos. Entonces, es impresentable también que la ministra Carolina Schmidt sea ahora la representante de Piñera, una persona investigada por crímenes de lesa humanidad.

En tanto, Juan Carlos Cárdenas, director del Centro Ecocéanos, señaló que “el pueblo chileno movilizado ha dado una nueva derrota diplomática al represivo y ecocida régimen cívico-militar que encabeza Sebastián Piñera. Ya nada queda de su oportunista y marketinero intento de constituirse en un falso líder político internacional en la lucha contra los efectos del cambio climático”.

Para Ecocéanos “solo la movilización social con una dirección diversa y territorial, permitirá avanzar en la democratización del país mediante una Asamblea Constituyente que coloque en el centro de la discusión, la eliminación del socialmente inequitativo y ambientalmente destructivo sistema neoliberal”.

 

Bancarrota total de Piñera en lo ambiental

Evidenciando la bancarrota total de las políticas ambientales de la administración Piñera, no sólo declinó a última hora no realizar la organización de la COP 25 en Chile, debiendo ser trasladada a España, sino que también ha tenido que evitar viajar a Madrid ante la amenaza de acciones legales por delitos de violación de los derechos humanos. A esto se suma que ha bajado su marketinera meta de presentar en el evento el compromiso del Estado chileno en las Contribuciones Nacionales Determinadas (NDC), un insumo clave que el Gobierno Piñerista iba a usar para demostrar su compromiso medioambiental de cara a la COP25.

 

 

COMENTARIOS