La trama sanitaria del bloqueo a la entrada de salmón chileno a rusia

Camila Zárate, vocera del Movimiento por el Agua y los Territorios: “La nueva Constitución debe garantizar el agua como derecho humano y de la Naturaleza”
21/01/2020
Rejected Salmon Shipment: Sernapesca Accuse Russia of Protectionism
02/03/2020

Para la organización ciudadana chilena Centro Ecocéanos “Los sucesivos rechazos sanitarios durante el 2019 y 2020 en el mercado ruso, llaman la atención de los consumidores internacionales sobre uno de los talones de Aquiles de la industria salmonera chilena: el empleo irresponsable y masivo de químicos, principalmente antibióticos, lo cual amenaza tanto a la salud pública como los derechos de los consumidores y el medio ambiente terrestre y acuático”.


Santiago de Chile, 22 de febrero del 2020 (Ecoceanos News). Tras una nueva detección de la presencia del antibiótico oxitetraciclina en salmón industrial proveniente de Chile, el Servicio Federal de Control Veterinario y Fitosanitario de la Federación Rusa (Rosselkhoznadzor), ingresó en su lista roja y bloqueó temporalmente la entrada de estos productos de cinco de las principales empresas que operan en Chile: Mowi /Marine Harvest , Blumar, Yadrán, Salmones Aysén y Camanchaca.

La Federación Rusa es el cuarto mayor destino de exportación de las producciones de salmón chilenas, después de Estados Unidos, Japón y Brasil. En Chile hay 41 establecimientos elaboradores inscritos y autorizados para exportar a la Unión Económica Euroasiática (UEE), además de otros 15 que estando inscritos se encuentran con restricción temporal por detección de no conformidades en la frontera.

En la temporada 2018, las empresas chilenas vendieron 447 millones de dólares en salmones a Rusia, cifra que disminuyó a US$ 261 millones el 2019. Durante ese año, la UEE representaba un 9% del total de las exportaciones chilenas de salmón y un 6% del total de las exportaciones pesqueras y acuícolas del país sudamericano.

Crece rechazo sanitario a producciones marinas chilenas en la UEE

En lo que va del 2020, Rosselkhoznadzor ha notificado de 11 “eventos de alertas o no conformidades”, los que en algunos casos han derivado en restricciones temporales de ingreso para las empresas chilenas, particularmente salmones que es el principal producto de exportación al mercado de la UEE. Esto representa un importante aumento respecto al 2019. Sólo en enero del 2020 se han registrado un 24% del total de alertas notificadas el 2019 por la UEE.

El exdirector nacional de Sernapesca, y actual investigador de la Universidad de Chile y consultor en Acuiestudios, José Miguel Burgos, señaló a Salmonexpert que esta situación “es un tema complejo de abordar. La autoridad de ese país cuenta con laboratorios de alta tecnología y sensibilidad, que les permite detectar niveles trazas, los que tuve la oportunidad de visitar cuando estuve en Rusia».

Por otra parte, las investigaciones realizadas por Sernapesca en Chile, respecto a las causas basales de estos hallazgos, han sido no concluyentes en muchas de estos procesos. Un tema importante es la exigencia del límite máximo residual que considera para la OTC el mercado de la Unión Euroasiática que, aunque está fuera de las recomendaciones de Codex, Rusia está libre de tenerla, dado el riesgo específico que se considera para la población”.

Ante la pregunta de Salmonexpert de si existe desconfianza de la autoridad sanitaria rusa sobre el regulador chileno (Sernapesca), Burgos indicó que “ Este es un punto fundamental. Los servicios veterinarios de cada país son considerados como un bien público y en este sentido, el país debe invertir fuertemente a objeto de contar con autoridades sectoriales que cuenten con herramientas y competencias para ejercer este importante rol público. La relación que debe cultivar Sernapesca con las diferentes autoridades sanitarias de los países que compran nuestros productos tiene que ser un rol permanente y no limitarse sólo a aquellos eventos donde aparecen dificultades”.

¿Se inicia de una guerra fría del salmón?

Desde Chile, el gerente comercial de Blumar, una de las empresas salmoneras bloqueadas, Daniel Montoya dijo a www.salmonexpert.com que “En Blumar estamos convencidos de que tanto nuestro Sistema de Gestión de Calidad, certificado bajo exigentes normas internacionales, como el robusto sistema de trazabilidad de Sernapesca, al que adherimos con toda nuestra producción, son garantía de que nuestros productos cumplen no sólo todas las normativas nacionales y de los mercados de exportación, sino que con el más alto estándar de inocuidad y seguridad”, manifestó Montoya.

Por su parte, en entrevista con pauta bloomberg, Ricardo García, gerente general de la mega empresa Pesquera Camanchaca, junto con referirse a los problemas de mercado que ha significado el brote de corona virus (Covid-19) que están limitando las exportaciones chilenas de salmón a los restaurantes y supermercados en la República Popular China, insinuó motivaciones políticas en el cierre temporal de la autoridad sanitaria rusa a las exportaciones chilena de salmones.

Camanchaca produce anualmente 60 mil toneladas métricas de salmones, destinados mayoritariamente a la exportación. De ellas, el mercado de la Federación rusa representó el 26% de las ventas al exterior en 2018, y el 20 % el 2019.

Pesquera Camanchaca: Las razones sanitarias de las autoridades rusas son falsas, sospechosas e inexplicables

De acuerdo con el gerente general de Pesquera Camanchaca, los bloqueos rusos se tratarían de una “situación anómala e inexplicable”, puesto que la autoridad de dicho país “ha estado bloqueando la mayoría de las plantas que procesan salmones en Chile por razones que no tendrían sustento”.

Ricardo García denunció que las autoridades rusas han puesto como causa de estos bloqueos el uso y la presencia del antibiótico oxitetraciclina. “Eso es falso”, dijo García. “Nosotros no hemos usado los últimos años ese producto. Es sospechoso e inexplicable…Chile no tiene problemas diplomáticos con Rusia, pero esto creo que esto se ha trasformado en problema diplomático porque las razones que han esgrimido las autoridades sanitarias rusas no tienen sustento”, manifestó el ejecutivo salmonero, quien acotó que los envíos destinados originalmente a dicho mercado se están siendo redireccionados a otros destinos.

Salmoneros chilenos piden ayuda al Estado

Pesquera Camanchaca ha solicitado a la cancillería chilena y las autoridades del Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca) que busquen una solución con sus homólogos rusos. Mientras tanto, están desviando las exportaciones de salmón a otros mercados, donde posiblemente tenga que vender a precios más bajos, dijo García.

Frente a esta solicitud del empresariado salmonero chileno, la directora nacional de Sernapesca, Alicia Gallardo, reveló que el próximo 27 de febrero viajara a Moscú para reunirse con el director del Servicio Federal de Vigilancia Veterinaria y Fitosanitaria de Rusia, Sergey Dankvert, “para mostrarle de primera voz la robustez del control de inocuidad que realizamos, además de explorar convenios de colaboración en el ámbito de la acuicultura”. Será acompañada por el Subsecretario de relaciones económicas internacionales (s) de la cancillería Felipe Lopehandía

El 28 de febrero viajarán a Múrmansk, donde se incorporarán a una delegación de empresas chilenas, tanto salmonicultoras como prestadoras de servicios, que están interesadas en establecer vínculos comerciales con Rusia.

Ecocéanos: Empresarios salmoneros chilenos intentan convertir problema derivado de malas prácticas sanitarias en un conflicto diplomático

Para la organización ciudadana chilena Centro Ecocéanos “Los sucesivos rechazos sanitarios durante el 2019 y 2020 en el mercado ruso, llaman la atención de los consumidores internacionales sobre uno de los talones de Aquiles de la industria salmonera chilena: el empleo irresponsable y masivo de químicos, principalmente antibióticos, lo cual amenaza tanto a la salud pública como los derechos de los consumidores y el medio ambiente terrestre y acuático”

Para el Centro Ecocéanos, “está situación debe poner en alerta a la Organización Mundial de la Salud (OMS), que impulsa una campaña global contra la resistencia bacteriana, y a los consumidores del mercado norteamericano, principal mercado del salmón chileno, sobre las amenazas sanitarias y ambientales del denominado ‘salmón químico industrial’”.

La organización ciudadana señaló que “las autoridades sanitarias, pesqueras y de relaciones exteriores chilenas deben dejar de ser los relacionadores públicos del empresariado salmonero en los mercados internacionales, e informar a los consumidores, trabajadores, médicos, y ciudadanía organizada, sobre los impactos en la salud pública y el medio ambiente de las ‘zonas de sacrificio salmonero’ en que se han convertido las regiones costeras del sur de Chile».

El Centro Ecocéanos y organizaciones ciudadanas, comunidades indígenas, de la pesca artesanal y profesionales chilenos, llaman a respaldar la actual campaña de boicot a la compra y consumo de salmón químico industrial que se está realizando en Chile, Estados Unidos, Europa y Argentina.

COMENTARIOS