Ecocéanos y CCC: Muerte de ballena en centro salmonero es la “punta del iceberg” de interacciones letales de la industria acuícola con mamíferos marinos en la Patagonia

FAO propone medidas para mantener rentabilidades de la industria salmonera
03/05/2020
Whale death in salmon center is the «tip of the iceberg» of lethal interactions of the aquacultureindustry with marine mammals in Patagonia
11/05/2020

Ecoceanos y el Centro de Conservación Cetácea afirman que la masiva expansión de la industria salmonera en las regiones de Aysén y Magallanes está invadiendo las áreas de alimentación, reproducción, crianza y migración de las diversas poblaciones de ballenas, delfines, marsopas y lobos marinos.


Aysén, Chile, 07 de mayo de 2020. (Ecoceanos News)– El cadáver de la ballena encontrada esta semana (01.05.2020) en un centro de cultivo de salmones de la empresa Australis Mar, y que el Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca) reportó como «enmallada casi en su totalidad, con cuerdas de diferente longitud» y además con una «cadena metálica en su cuerpo», es para las organizaciones Centro Ecoceanos y Centro de Conservación Cetácea, la punta del iceberg de las interacciones letales de la industria salmonera con mamíferos marinos en la Patagonia chilena.

Sernapesca informó que el ejemplar enmallado corresponde a una ballena Sei (Balaenoptera borealis), la que según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN en siglas inglesas), se encuentra en la lista roja de las especies en peligro de extinción.

El hecho ocurrió en una granja salmonera de la empresa Australis Mar, propiedad de la empresa china Joyvio Agriculture Development Co., ubicada en el sector de Isla Matilde, región de Aysén.

Las organizaciones ciudadanas chilenas recordaron que el 2019 un ejemplar de ballena jorobada (Megaptera novaengliae), especie en peligro de extinción, fue encontrada enmallada en un centro salmonero en la misma región de Aysén.

El Centro Ecocéanos señaló que «la muerte de este ejemplar de Balaenoptera borealis es tan sólo la punta del iceberg de las destructivas interacciones entre la industria transnacional de cultivo y exportación de salmónidos, con las diversas poblaciones de mamíferos marinos en aguas de la Patagonia”.

La organización responsabilizó de estas situaciones a «la masiva expansión de los centros de cultivos en las regiones de Aysén y Magallanes que cuentan con apoyo gubernamental, los que invaden y ocupan las áreas de alimentación, reproducción, crianza y migración de las diversas poblaciones de ballenas, delfines, marsopas y lobos marinos”.

Elsa Cabrera, directora ejecutiva del Centro de Conservación Cetacea (CCC), afirmó que “esta no es la primera ballena que muere debido a enmalle en centros de cultivo de salmón, por lo que resulta preocupante, así como una amenaza para especies que están  protegidas por leyes nacionales e internacionales, como son los cetáceos. Nuestro deber como organización es avanzar hacia el cumplimiento de los compromisos adquiridos por Chile bajo el MMPA.”

Demandan la aplicación del Marine Mammals Protection Act

El Centro Ecocéanos y el Centro de Conservación Cetácea (CCC) solicitarán a la National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA) de Estados Unidos, prestar atención a los diversos impactos producto de la acelerada expansión territorial y productiva de la mega industria chilena exportadora de salmón sobre las diversas especies de cetáceos y pinnípedos, especialmente lobos marinos comunes (Otaria flavescens) en el sur de Chile.

Las organizaciones señalaron que los grandes cetáceos se encuentran amenazados por enmallamientos, contaminación orgánica y química, la degradación de sus hábitat, y la colisión con embarcaciones, razón por la cual, la próxima aplicación del Marine Mammals Protection Act (MMPA) de los Estados Unidos, constituye una oportunidad para la protección de la biodiversidad marina austral.

Fortalecer el boykot al consumo de salmón químico para proteger a las ballenas

Ecocéanos y el Centro de Conservación Cetácea llamaron  a los consumidores internacionales de salmón, especialmente en los Estados Unidos, a estar atentos a los destructivos impactos de la industria salmonera sobre las poblaciones de ballenas y sus ecosistemas en la Patagonia, y a ejercer presión sobre las empresas y gobiernos.

“Por ello invitamos a los ciudadanos, importadores y cadenas de retail, a que se sumen a la actual campaña de boykot a la compra y consumo del denominado salmón químico industrial” chileno. Ver: www.salmonquimicofuera.cl

La directora del Centro de Conservación Cetácea afirmó que “hacemos un llamado a los consumidores a recordar que cuando consumen salmón chileno están apoyando una industria que no sólo destruye y contamina los ecosistemas donde opera, sino que también es responsable de la muerte de especies vulnerables y en peligro de extinción como las ballenas.”

Ambas organizaciones de conservación marina realizarán acciones e informarán sobre está situación a la Red de respuesta de enmalle de grandes cetáceos de la Comisión Ballenera Internacional (CBI), y a la red CBI Latinoamerica, mientras estarán atentas a colaborar con los resultados del primer reporte que el gobierno de Chile elabora para cumplir con su compromiso MMPA.

COMENTARIOS