Video de lobbistas de GAA, mostrando un buzo chileno, intenta limpiar imagen de contaminante industria salmonera

Cantos de Ballenas Revelan Nueva Subespecie de ballena azul
12/01/2021
Victoria de Pueblos Indígenas les permite recuperar zona costera ocupada por salmoneras en Canadá: Multinacional Mowi deberá cerrar centros de cultivo
12/01/2021

“La optimista perspectiva y afirmaciones del buzo “Ulises” al GAA sobre la situación de los fondos marinos en Magallanes, no coinciden con la información oficial del 2020, donde se registra que 1 de cada 3 Informes Ambientales en centros de salmón son anaeróbicos”, señaló el Centro Ecocéanos.


 

Punta Arenas, 05 de enero de 2020 (Ecocénos News)– La empresa de lobby Global Aquaculture Alliance (GAA) estrenó el documental “The diver”, como parte de su marketing internacional en tiempos de pandemia. El relato está basado «Ulises», un buzo de la pesca artesanal que presta servicios a centros de cultivo de la industria salmonera en la región de Magallanes y Antártica chilena.

Sin presentar ningún documento formal, solo la opinión de este trabajado submarinista, el video señala que los fondos marinos donde operan las salmoneras en Magallanes no están contaminados como antes o como en Chiloé, a pesar que el Estado chileno señala que 1 de cada 3 Informes Ambientales en centros de salmón son anaeróbicos, es decir con falta o sin oxígeno en el agua.

Aprovechando el lanzamiento internacional del video promocional, el presidente de GAA, George Chamberlain, realizó una sui generis entrevista con “Ulises”, y Adolfo Alvial, ex director de la transnacional salmonera Marine Harvest en Chile. El video contó con la participación de la cuestionada empresa Nova Austral.

De acuerdo con lo informado por www.salmonexpert.com, “Chamberlain sentía curiosidad por las impresiones de Ulises sobre el fondo marino y alrededor de las jaulas donde se cultiva salmón, en comparación con las aguas naturales”.

Ulises inició su intervención justificando a la industria salmonera al señalar “que es imposible que cualquier industria tenga un impacto cero en su entorno, y la industria acuícola no es una excepción”. Luego “Ulises” señaló que “cuando la industria acuícola estaba creciendo por primera vez en el sur de Chile, las empresas en general no consideraron las capacidades de los cuerpos de agua, lo que llevó a la sobreexplotación. No hubo suficiente regulación y aplicación, lo que contribuyó negativamente al medio ambiente y la imagen pública de la industria, particularmente en el área (archipiélago) de Chiloé”.

“The diver”: Daño ambiental de la industria del salmón ha sido corregido en la región de Magallanes

Para “Ulises”, todos los impactos negativos ya se encuentran corregidos en la actualidad, ya que no es posible operar como lo hacían en el pasado. Indica que “gracias a las regulaciones, y en gran parte, gracias a la participación de las comunidades para expresar sus preocupaciones sobre el impacto ambiental, las empresas se sienten motivadas a abordar sus operaciones de manera diferente, con más precauciones y consideraciones ambientales”.

Sin embargo el buzo salmonero fue cauto y ambivalente frente a la consulta del presidente de la GAA sobre la situación ambiental de los fondos marinos. “Ulises” confirmó que el fondo marino bajo de las jaulas salmoneras se ha visto muy afectado, por el aporte en exceso de alimento no consumido y heces de los peces.

Sin embargo hizo hincapié en que éste no es el caso alrededor de las jaulas, indicando que “La situación permanece como estaba antes de que la industria comenzara a crecer en esta área. Este es especialmente el caso de Magallanes, que no es lo mismo en Chiloé, porque no hubo suficientes controles desde el principio. La industria no se estaba ocupando de los problemas a los que se enfrentaban”.

Impacto de la industria salmonera serían mínimos en los ecosistemas submarinos de Magallanes

“Ulises” al comparar las áreas submarinas prístinas en la Patagonia chilena, con las intervenidas por los centros de cultivo industrial, indica al documental “Cuando pasó de la actividad artesanal a ser parte de la industria salmonicultora, vio que el impacto de la industria ha sido mínimo. A excepción de las áreas afectadas por más alimento y heces, casi no hay impacto en absoluto, en general”, dicen desde GAA.

“A pesar del impacto debajo de las jaulas, que sigue siendo importante, las áreas alrededor están bien, naturales, intactas y, en términos generales, la industria de Magallanes está teniendo un impacto mínimo absoluto en el medio ambiente, en general. Dado que las empresas han sido mucho más cuidadosas, han tenido más éxito en mantener el medio ambiente prístino más allá de las jaulas en el área de Magallanes. Han evitado el impacto sobre el medio ambiente tanto como les ha sido posible”, finalizó declarando el desconocido buzo “Ulises”

Ecocéanos: Videos de propaganda de la GAA no puede ocultar que un 35% de los fondos marinos bajo áreas salmoneras se encuentran anaeróbicos.

“La optimista perspectiva y afirmaciones del buzo “Ulises” al GAA sobre la situación de los fondos marinos en Magallanes, no coinciden con la información oficial del 2020, donde se registra que 1 de cada 3 Informes Ambientales en centros de salmón son anaeróbicos”, señaló el Centro Ecocéanos.

De acuerdo con los informes obtenidos del gubernamental Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), entre enero y mayo de 2020, de 132 Informes Ambientales (INFAS) relacionados con la situación de los fondos marinos bajo los centros de cultivo de salmónidos, el 35% de ellos se encontraban anaeróbicos (sin oxígeno disuelto) por contaminación orgánica. Las INFAS anaeróbicas se distribuyeron entre las regiones de Los Lagos (10), Aysén (30), y Magallanes (6).

De acuerdo con el Sernapesca, el porcentaje de INFAS anaeróbicas en los primeros cinco meses del 2020 es superior en un 11% al promedio histórico entre el 2012-2019.

La tríada salmonera: Corrupción, contaminación y destrucción de los fondos marinos

El Centro Ecocéanos ejemplificó la actual situación de corrupción institucional relacionada con la destrucción de las columnas de agua y fondos marinos asociados a la industria de cultivo de salmón, con el  hecho que la Sociedad GEEAA Laboratorio e Inspección y Certificación Ambiental Ltda,- la única entidad que se había adjudicado la licitación pública para elaborar las INFAs de las regiones salmoneras de Los Lagos, Magallanes y parte de Aysén, fue eliminada del registro de Sernapesca este año, debido a que se comprobó que había facilitado la adulteración física del fondo marino en un centro de cultivo, junto con entregar información fraudulenta para en los instrumentos de evaluación ambiental del Estado y los mercados internacionales”