Salmones de Sangre: Muere un buzo promedio al mes en la industria chilena de salmones durante el 2021

Salmon companies are required to moratorium and their urgent exit from lakes, fjords and canals of southern Chile
15/04/2021
Deregulation in the salmon industry increases episodes of contamination by harmful algae bloom, says Puerto Montt Medical College
30/04/2021
  • La muerte de un buzo en el centro de cultivo de salmones Gala 2 de propiedad de la empresa AquaChile, segunda productora mundial de salmón de cultivo, constituye el cuarto fallecimiento ocurrido en esta industria exportadra durante los primeros cuatro meses del 2021.
  • Entre los buzos muertos debidos a las precarias condiciones de seguridad, se encuentran un joven de 16 años y un trabajador submarinista de 60 años.
  • La producción chilena de salmónidos de presenta el récord mundial de muertes anuales de trabajadores en la acuacultura industrial global.

Aysén, Chile, 28 de abril de 2021 (Ecocéanos News). La nueva muerte de un buzo en un centro de cultivo de salmones perteneciente a la mega compañía Aqua Chile, de propiedad del holding Agrosúper, marca el promedio de un fallecimiento de un trabajador al mes en esta billonaria industria exportadora durante el 2021.

El buzo-mariscador Andrés Alejandro Teigel Coliague (41 años), murió mientras realizaba labores de levantamiento de fondeos de las balsas-jaulas del centro de cultivo Gala 2, ubicado en la región de Aysén.

Como es habitual en la industria salmonera chilena, Teigel trabajaba subcontratado por la empresa SGM Austral.

Altas mortalidad laborales acompañan a la expansión de la industria del salmón

En la región patagónica de Aysén, existe un exponencial aumento territorial y productivo del monocultivo de salmón, el cual está siendo acompañado por un cortejo de sucesivas muertes de buzos. Esto es consecuencia de las precarias condiciones laborales en esta industria que usa el “sistema de subcontrataciones temporales” de trabajadores, sin que hasta la fecha intervengan las autoridades regionales, la Dirección de Territorio Marítimo (Directemar), dependiente de la Armada de Chile, la Inspección del Trabajo, y los organismos estatales.

Para la mega empresa Aqua Chile, esta es la segunda muerte de un buzo subcontratado en sus centro de cultivo en el presente año. El 9 de febrero pasado, Héctor Lagos Peñailillo, (42 años), falleció debido a los precarios protocolos de buceo existentes en un centro de cultivo en la localidad de Melinka. El trabajador había sido sub-contratado por la Sociedad de Proyectos Acuícolas y Servicios Submarinos (Passub).

Con anterioridad, el 25 de enero del 2021 había fallecido un buzo adolescente de tan solo 16 años mientras realizaba trabajo submarino en un centro salmonero en las cercanías de la isla Ipún, también en la zona de Melinka.

El 25 de febrero del 2021, murió afixiado el buzo pescador artesanal Cristián Díaz (60 años) en el centro de cultivo Concheo 2, región de Aysén, de propiedad de la mega empresa Salmones Blumar. Díaz había sido sub-contratado por la empresa Servicios Prime SpA.

Declaración de AquaChile

Como es habitual en estos casos, la empresa AquaChile, segunda productora mundial de salmón, señaló mediante un breve comunicado que “lamentamos profundamente el fallecimiento de Andrés Alejandro Teigel Coliague, trabajador de la empresa SGM Austral. SGM Austral es una compañía especialista en ingeniería y trabajos de fondeos que está habilitada por la Autoridad Marítima actualmente (…)

Al momento del lamentable accidente, la empresa prestaba servicios de traslado de material de una concesión sin uso a otra concesión sin uso. Estas labores son siempre supervisadas por la Autoridad Marítima. Si bien la concesión de mar pertenece a AquaChile, al momento del accidente estaba vacía, sin peces, ni operaciones de la compañía, ya que no había en el lugar centro de engorda”.

Industria del salmón en Chile: Récord mundial en mortalidad de trabajadores

Según registros del Centro Ecocéanos y de organizaciones de trabajadores del salmón, durante los últimos siete años han fallecidos 60 trabajadores y trabajadoras en los centros de cultivo, plantas procesadoras y transporte naviero y terrestre, mientras realizaban faenas para estas compañías acuícolas.

Esta realidad se encuentra invisibilizada entre las exitistas cifras de exportaciones y la generación de divisas. Sin embargo, las crecientes estadísticas evidencian las precarias condiciones de seguridad laboral imperantes en el segundo país productor y exportador de salmones de cultivo del mundo, y principal abastecedor del consumo de estos productos en Estados Unidos.

Los mercados y consumidores internacionales ya están identificando a las producciones provenientes de Chile como los “salmones de sangre del sur del mundo”, afirmó el Centro Ecoceanos.

El médico veterinario Juan Carlos Cárdenas, director del Centro Ecoceanos, señaló que “esta cruel realidad, ubica a Chile cel lugar con la mayor tasa de mortalidad y accidentabilidad de la industria de cultivo de salmón a nivel mundial”.

Cárdenas señaló que “esta realidad laboral existente en las regiones costeras del sur de Chile, es mas propia de un país tercermundista que de el segundo productor y exportador mundial de salmónidos de cultivo”.

Centro Ecocéanos llama a consumidores a rechazar los salmones de sangre del sur del mundo

El Centro Ecoceanos destacó e»l hecho que a la situación de falta de seguridad y precariedad laboral, se le debe sumar que los trabajadores y trabajadoras que laboran para empresas subcontratistas, presentan altas prevalencias de enfermedades laborales debido a las extensas jornadas de pie, con trabajos repetitivos, en condiciones de alta humedad y bajas temperaturas, o largas jornadas de buceo en las balsas jaulas a profundidades cercanas a los 30 metros, sin los resguardos necesarios”.

La organización ciudadana llamó «al movimiento social, los consumidores internacionales, las Ongs y las organizaciones de trabajadores a presionar para detener las cifras tercermundista de muertes de trabajadores chilenos del salmón, consecuencia de las políticas neoliberales de desregulación laboral, unida a la codicia empresarial, los dobles estándares de las compañías transnacionales, y la complicidad del Estado chileno”.*****FIN*****