Prohibición de salmonicultura en Argentina abre el camino para eliminar a la industria salmonera transnacional en toda la Patagonia

Entregan datos de la industria del salmón: 40% de trabajadores son subcontratados
26/07/2021
Pueblos Kawesqar y Yagan instan a que ley que prohibió industria salmonera en Argentina sea replicada en Chile
26/07/2021

El Centro Ecocéanos señaló que la prohibición de establecer centros de cultivo industrial de salmones en el bi-nacional y estratégico Canal Beagle, “constituye una derrota estratégica para los intereses de empresas noruegas en la Patagonia, así como la primera victoria política-ambiental de los pueblos canoeros patagónicos Yagán y Kawésqar contra esta mega industria transnacional, en alianza con la ciudadanía de Chile y Argentina”.


Punta Arenas, 01 de Julio de 2021 (Ecoceanos News)– La legislatura de Tierra del Fuego por unanimidad convirtió este miércoles (30.06.2021), en ley provincial el proyecto del diputado Pablo Villegas del Movimiento Popular Fueguino, que prohíbe la industria de salmonicultura en las aguas del Canal Beagle.

Villegas señaló al diario Clarín de Buenos Aires que lo ocurrido “es una apuesta a favor de la vida y de actividades económicas como el turismo, que es generadora de trabajo local y favorece y beneficia a diversos sectores sociales. El mensaje es claro: decirle que No a las salmoneras es posible”

Villegas destacó que “La sanción de esta ley es una clara y contundente definición institucional que destaca la importancia que tiene para los fueguinos, la protección y conservación de nuestros recursos naturales, del patrimonio genético de nuestros seres vivos y de su ambiente para un desarrollo económico sostenible”

En Argentina, el único lugar viable para el establecimiento de la mega industria salmonera transnacional son las prístinas aguas del Canal Beagle en Tierra del Fuego, Patagonia, las cuales concentran una gran biodiversidad terrestre y marina, entre las que destacan icónicas especies de mamíferos y aves marinas, así como el concentrar el 50% de los bosques de macroalgas existentes en el país, los cuales son sumideros de carbono claves para el planeta.

Una poco diplomática visita al fin del mundo

En marzo del 2018, los reyes noruegos Harald V y Sonja visitaron con una comitiva empresarial nórdica la Casa Rosada, reuniéndose con el entonces presidente Mauricio Macri y el ministro de Agroindustrias para suscribir un convenio de cooperación para estudiar la factibilidad de desarrollar la salmonicultura industrial intensiva en la Patagonia Argentina.

El acuerdo fue rechazado mediante manifestaciones por los habitantes fueguinos y las vecinas comunidades Yagán de Puerto Williams, comuna de Cabo de Hornos y Kawésqar de Puerto Natales en Chile, junto a las diversas organizaciones ambientales de ambos países sudamericanos.

Historia de un salmo-fracaso anunciado

Siguiendo su estrategia de expansión geopolítica en la Patagonia sudamericana, a través del establecimiento de centros salmoneros, los reyes Noruegos visitaron en marzo del 2019 al presidente Sebastián Piñera en Santiago de Chile, para realizar un lobby encubierto para la expansión de la industria salmonera en ´las prístinas aguas de Magallanes.

Luego visitaron, con un séquito de 60 empresarios de compañías nórdicas, las ciudades de Punta Arenas y Puerto Williams en la Patagonia chilena, donde fueron recibidos con fuertes muestras de rechazo de parte de la ciudadanía, comunidades Yagán y Kawésqar y Ongs quienes les entregaron una carta señalando «No a las Salmoneras en el Canal Beagle.

Pueblos Originarios y lucha contra las salmoneras

Las comunidades indígenas Yugan y Kawesqar que han tenido un activo rol de defensa de los territorios australes y de rechazo a la industraa salmonera, mostraron su alegría con la ley que prohibe la instalación de salmoneras en el lado argentino de Tierra del Fuego.

Leticia Caro, del pueblo Kawesqar dijo a radiodelmar que «estamos muy contentos por lo que se logró en Argentina con respecto a la industria del Salmon, eso da cuenta de que la acción ciudadana, pueblos originarios, y los parlamentos provinciales son efectivos».

«Es importante destacar la acción del vecino país, pues ha permitido que sus habitantes decidan sus prioridades de desarrollo y estas se hagan efectivas. Bajo este panorama, es necesario reestructurar la forma de gobierno, instalar una democracia directa que respete los procesos tanto para Pueblos Indígenas como para la ciudadanía en general», afirmó Leticia Caro.

En tanto María Luisa Muñoz de la comunidad Yagan, afirmó que «desde un principio fue claro el rechazó hacia esta industria extractivista y destuctiva, y esto marco nuestro movimiento como Territorio Yagan Sin Salmoneras, y esta lucha aun se mantiene».

«Desde nuestro territorio, tenemos la representación de nuestra constituyente, quien deberá realizar un gran trabajo para poner nuestras demandas, siendo uno de las principales el resguardo y protección de nuestro territorio. Y que la naturaleza sea un sujeto de derecho y crear leyes que los protejan», agregó Muñoz.

Por su parte David Alday, también miembro del pueblo Yagan valor la lucha conjunta entre la ciudadanía de Argentina, Chile y las comunidades indígenas. «Este ejemplo demuestra que no hay fronteras, el canal no nos separa y al contrario, nos hace más fuerte».

«La prohibición de salmoneras en Argentina tiene una historia y el primer hito fue la explusión desde Onashaga (Canal Beagle) de 3 concesiones salmoneras. A esto sumo el rechazo a la visita de los reyes de Noruega que vinieron a apoyar a las empresas salmoneras. Iban a estar varios días junto a unos 60 empresarios, pero solo lograron estar dos horas por las protestas que hicimos» dijo Alday a radiodelmar.cl

El representate Yagan también afirmó que «la Ley aprobada en Argentina debe replicarse en Chile y que Puerto William debe establecer su desarrollo en función a lo que planteen las comunidades locales».

Los reyes noruegos del Salmón

Estas muestras de rechazo también sucedieron durante su visita de los reyes nórdicos a la Biblioteca Nacional en Santiago de Chile, donde manifestaciones realizadas por Ecocéanos junto con la Asociación de funcionarios de Archivos Museos de Chile evidenciaron la oposición a la expansión salmonera Noruega en los territorios del sur de Chile.

Paradojalmente, la visita de los reyes Harald V y Sonja junto a la delegación de empresarios noruegos, estuvo antecedida por sucesivos escándalos provocados por empresas salmoneras noruegas en el sur de Chile: El masivo escape de 900.000 salmones desde las instalaciones de la empresa Marine Harvest (ahora Mowi) en la isla Huar, Chiloe, situación donde esta compañía violó en forma sucesiva la normativa acuícola chilena.  esto se sumó una serie de sanciones aplicadas por la autoridad sectorial a la empresa Nova Austral, por instalar infraestructura salmonera fuera de las área de concesiones, operar con permisos caducados y ejercer un mal manejo de sus residuos peligrosos y contaminantes.

Al momento de la visita real a la Patagonia, las comunidades locales estaban en un serio conflicto con Nova Austral, por su intento de establecer ilegalmente concesiones salmoneras en la Reserva Mundial de la Biósfera de Cabo de Hornos.

Derrota para transnacionales

Para Juan Carlos Cárdenas, director del Centro Ecocéanos “el público y masivo rechazo al intento de lobby pro-salmoneros que intentaron realizar los reyes de Noruega en Chile y Argentina, marcó un punto de inflexión en esta lucha popular contra la industria transnacional salmonera, y la defensa de la vida y los derechos de las comunidades costeras y pueblos originarios en los mares patagónicos”.

Centro Ecocéanos: Boycot internacional al salmón 

Para el médico veterinario y director del Centro Ecocéanos, la prohibición de la legislatura de Tierra del Fuego para que la industria salmonera se establezca en el bi-nacional y estratégico Canal Beagle, “constituye una gran derrota estratégica para los intereses del empresariado salmonero en general y noruegos en particular, en su asalto a la Patagonia sudamericana, así como la primera victoria política-ambiental de los pueblos canoeros patagónicos Yagán y Kawésqar sobre esta mega industria transnacional, en alianza con la ciudadanía de Chile y Argentina”

Cárdenas llamó a las organizaciones ciudadanas y pueblos originarios de Chile, Argentina, Canadá, Noruega y Escocia a aprovechar esta oportunidad y unir fuerzas para fortalecer las acciones de boycot al consumo del «Salmón Químico Industrial» para eliminar esta destructiva y contaminante industria de las áreas más prístinas del planeta».*****FIN*****