Criminalización del movimiento socio-ambiental: Organizaciones y comunidades indígenas envían carta a organismos internacionales para exponer acusación de Salmonera

ONU propone cuatro recomendaciones en la segunda Conferencia Mundial de los Océanos
28/06/2022
Chile: Another intimidating action by the salmon Industry against human rights defenders, the environment and Mapuche communities
23/08/2022

«Las patronales de esta industria exportadora intentan justificar futuras acciones de amedrentamiento contra el movimiento social y las comunidades de pueblos originarios que impulsan una moratoria a la expansión de la mega industria salmonera, y su salida de los ecosistemas vulnerables (fiordos, canales internos, lagos, ríos), áreas marina protegidas y de los parques nacionales».


Puerto Natales – Chiloé, 20 de julio de 2022. (Radiodelmar.cl)– Comunidades de pueblos originarios de la Patagonia, junto a organizaciones y movimientos socio-ambientales de Chile, Argentina, Perú, México, Colombia y Surinam, enviaron una carta abierta a las organizaciones patronales Global Salmon Initiative y el Chilean Salmon Marketing Council para consultar respecto a la criminalización que una empresa salmonera está realizando contra los defensores del medio ambiente.

En ella los firmantes requieren conocer la posición de ambas entidades empresariales que son las encargadas de promover las exportaciones hacia Europa y los Estados Unidos -principal mercado de destino del salmón de la Patagonia chilena-, sobre el acto de criminalización contra las organizaciones ambientalistas que efectuó su empresa asociada Salmones Camanchaca en el seminario “Seminaret 2022” efectuado en Lofoten, Noruega, el que fue difundido por los medios informativos de esta industria transnacional.

En dicho evento, Tore Vanderhaug, director de Salmones Camanchaca identificó a las acciones reguladoras sanitarias y ambientales del nuevo gobierno chileno como un “círculo amenazante” para las empresas, y a las organizaciones socio-ambientales como” la mayor amenaza” para la industria productora y exportadora de salmones de cultivo industrial en Chile.

Con producciones cercanas al millón de toneladas anuales, estos monocultivos industriales qu se expanden en las regiones de la Patagonia chilena, representan el 27 por ciento de la oferta mundial de salmones, valoradas en 5,1 billones de dólares anuales.

Salmones, derechos humanos, defensores del medio ambiente y comunidades de pueblos originarios

Por las consecuencias que podrían tener la acusación internacional efectuada por Salmones Camanchaca sobre la integridad y derechos humanos de los defensores y defensoras del medio ambiente, las organizaciones firmantes requieren al Global Salmón Initiative y al Chilean Marketing Council:

  1. a) Si comparten la caracterización de las organizaciones socio-ambientales como la principal amenaza para la industria del salmón en Chile, b) Si concuerdan con la visión de su empresa socia que las acciones reguladoras del nuevo gobierno chileno están creando un “círculo amenazante” para la industria, c) Si este accionar está dentro de sus estándares de gobernanza corporativa.

Para las organizaciones, movimientos y comunidades llama la atención el hecho que esta acción empresarial se haya realizado a semanas que Chile adhiriera al Tratado de Escazú, instrumento internacional vinculante que garantiza los derechos de acceso a la información y participación de la ciudadanía en las decisiones ambientales, y asegura el acceso a la justicia y la protección de los y las activistas de las comunidades indígenas, organizaciones y movimientos socio- ambientales.

La acción de Salmones Camanchaca ocurre en momentos que la organización internacional Global Witness alerta sobre el aumento de la violencia en América Latina contra los defensores y defensoras del medio ambiente y los derechos humanos. Esta región ha sido señalada como la más peligrosa a nivel global con 165 asesinatos ocurridos durante el 2020.

Chile ya es parte de esta amenazante realidad, ya que al menos cuatro activistas de comunidades locales han sido asesinados por oponerse a proyectos mineros, forestales, agrícolas y de energía de alto impacto sanitario, ambiental y social.

“Las organizaciones firmantes alertan al gobierno, opinión pública, consumidores y los mercados internacionales del salmón sobre los intentos de criminalizar a las organizaciones de defensa del medio ambiente, la salud pública y los derechos humanos, con lo cual las patronales de esta industria exportadora intentan justificar futuras acciones de amedrentamiento contra el movimiento social y las comunidades de pueblos originarios que impulsan una moratoria a la expansión de la mega industria salmonera, y su salida de los ecosistemas vulnerables (fiordos, canales internos, lagos, ríos), áreas marina protegidas y de los parques nacionales”, señaló el Centro Ecocéanos .

Es importante señalar que las comunidades Mapuche-Williche que participaron en la Conferencia de los Océanos de las Naciones Unidas defendieron el estatus de los Espacios Costeros Marinos de los Pueblos Originarios (ECMPOs) en el contexto de la implementación de Objetivo de Desarrollo Sostenible 14, rechazando los intentos de debilitar la aplicación de la Ley 20.249 (Ley Lafkenche) mediante la criminalización de las denominadas comunidades “radicales” y de los “ambientalistas extremos”, al como ocurrió durante el encuentro empresarial  “Aquaforum Patagonia” (23 de junio de 2022, Punta Arenas, región de Magallanes), donde la industria salmonera regional a través de sus dirigentes sindicales acusó a las organizaciones socio-ambientales de bloquear el desarrollo productivo del país.

En su carta abierta las organizaciones firmantes señalan que de las respuestas o del silencio proveniente del Global Salmon Initiative y del Chilean Marketing Council, se podrá evaluar si la acusación de Salmones Camanchaca fue un hecho aislado, o es parte de una agenda de amedrentamiento corporativo en marcha.*****FIN*****


Esta es la carta enviada por organizaciones y comunidades indígenas enviadas al Carta abierta al Global Salmon Initiative (GSI) y al Chilean Salmon Marketing Council